El sábado se produjeron varios hechos policiales en 25 de Mayo y el más grave resultó la agresión contra un policía, por parte de un automovilista alcoholizado que se puso furioso cuando el patrullero policial cargó nafta sin hacer la cola en la estación de servicios. También hubo varias actuaciones relacionadas con el incumplimiento de las medidas por la pandemia y una agresión a un vecino.
El episodio que terminó en el ataque contra un policía comenzó el sábado por la tarde en estación de servicios del Automóvil Club Argentino, sobre la ruta nacional 151, hasta donde llegó un patrullero para cargar combustible. En ese momento había una larga fila de vehículos aguardando para reaprovisionarse, pero con el argumento de que realiza tareas esenciales la patrulla eludió la cola y cargó combustible mientras el resto observaba. La situación enfureció a un conductor, que insultó a los policías y al playero.

Alcoholemia.
Desde el patrullero pidieron información a la comisaría, desde donde les informaron que el alterado vecino había sido visto en un camping cercano consumiendo bebidas alcohólicas. «Ante la posibilidad de que pudiera estar bajo los efectos del alcohol, hecho que significaría un riesgo para sí y para terceros, esperaron a que saliera de la estación y procedieron a la identificación del vehículo».

Sin embargo, luego de ser interceptado y ante el pedido de presentar la documentación propia y de su automotor, el conductor descendió del vehículo y le propinó un puñetazo en el rostro al agente. Los demás agentes lo redujeron y, al realizarle el test de alcoholemia, confirmaron el resultado positivo, por lo que lo llevaron detenido a la seccional.

La situación fue inmediatamente judicializada y «la fiscal ordenó que el conductor volviera a su destino, con su acompañante al mando del vehículo ya que reunía los requisitos legales. También se labraron actuaciones separadas en razón de que sobre el vehículo pesaba una prohibición de circular por un trámite administrativo. Por esta situación, resultó notificado de que dispone de un plazo legal para regularizar la situación ante el organismo correspondiente», añadió la policía.

Otras causas.

Del mismo modo que viene ocurriendo desde hace tiempo, los vecinos continuaron violando las restricciones sanitarias durante toda la semana. Durante la jornada del sábado, la policía retuvo cuatro vehículos cuyos conductores transgredían los artículos 205 y 239 del Código Penal y además circulaban con exceso de alcohol en la sangre, según determinaron las pruebas de alcoholemia realizadas.
Además, los efectivos locales debieron intervenir frente a la agresión sufrida por un vecino. Según relató en su exposición policial, la víctima se aprestaba a ingresar a su domicilio cuando observó que se acercaba una persona con quien «mantiene diferencias desde hace tiempo». El hombre aseguró que el agresor se aproximó y le dio un golpe de puño en el rostro. Luego de la denuncia, el atacante fue notificado en libertad.

2 / 100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.