28059361 1795171353850754 3475915248812027531 N
25 de Mayo-Un matrimonio de 25 de Mayo invirtió sus ahorros para instalar una microcervecería y, no conforme con eso, también puso en marcha la primera y única plantación de lúpulo en La Pampa. Este fin de semana hicieron su primera cosecha. Incluso tienen un espacio en la misma fábrica para la recarga de growlers y para probar las distintas variedades.

El emprendimiento se llama Desértica. Los maestros cerveceros son Juan Guillermo Cirer y Mariana Benítez.

Guillermo comenzó a hacer cerveza artesanal para consumo familiar hace ya 5 años. Primero en ollas de 20 litros y luego de 100 litros. “Pero en noviembre de 2016 -cuenta Mariana a Diario Textual- nos decidimos a apostar al emprendimiento que se fue convirtiendo en pasión para los dos. Comencé yo mis capacitaciones para acompañarlo en el proceso de elaboración”.

Durante un año fueron equipando la planta elaboradora que construyeron en el terreno que habían comprado para hacer la casa. “La hicimos con los materiales y ahorros que iban a ser nuestra casa”, cuenta. Finalmente en noviembre de 2017 pudieron inaugurar.

Paralelamente se animaron a emprender el primer ensayo de lúpulo de la provincia. “La idea surge del amor de Guillermo por la tierra y de la intención de tener una cerveza con el mayor carácter local que podamos”, explica Mariana.

El ensayo consta de 1.000 plantas de dos variedades: Cascade y Nugget, que son las más populares de Argentina. Los rizomas certificados fueron comprados en El Bolsón, al mayor productor de lúpulo del país.

28056670 1795171503850739 1653303787596509536 N

Hoy, las plantas ya llegaron a los 5 metros y están cargadas de flores. “El clima ha demostrado ser beneficioso para este cultivo y se están realizando en este momento los análisis de aceites esenciales necesarios para comenzar la cosecha”, dice.

Hoy trabajan en el emprendimiento los dos. “Yo dejé mi trabajo y me dedico full time a Desértica, mientras que Guillermo lo hace a contra turno ya que continúa con su trabajo anterior”, explica. “Esto ha hecho que los elaboradores seamos los dos, a veces juntos, a veces de a uno. Todas las recetas son propias y son el resultado de muchas pruebas”.

¿Qué buscan? “El emprendimiento busca la mayor calidad posible de cerveza, confiamos en que esto es lo que nos diferenciará en un mercado en crecimiento. Es por eso que todas las materias primas que utilizamos son las mejores del país e incluso trabajamos con maltas especiales importadas. También apostando a esto es que las capacitaciones son constantes y viajamos a ciudades como Buenos Aires, Córdoba o Chile para realizar cursos o talleres”, dice.

Hoy están vendiendo en barriles de a expendedores y restaurantes de 25 de Mayo, General Roca, Neuquén y Catriel. “Pero además tenemos un espacio para la recarga de growlers y para probar las distintas variedades en la misma fábrica, donde mostramos el proceso y la plantación a quien quiera conocerlo. Este espacio está abierto de martes a domingo de 20 a 0 horas”, dice.

“También hemos organizado eventos que denominamos Lúpulo Kermesse, un ambiente familiar en el que ofrecemos cerveza, buena comida, bandas musicales de distintos estilos e inflables para los niños”, cuenta.

Ahora están organizando la Primer Fiesta Provincial de la Cosecha del Lúpulo, en una jornada en la que además se invitará a cerveceros de otras ciudades a participar de las tareas de la cosecha de su propio lúpulo.

Este fin de semana están de festejo. “Este sábado hicimos una primer cosecha pequeña para cocinar una IPA, la primera con nuestro lúpulo”, dice, emocinada, Mariana. (Diario Textual)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.