muñoz erica

Érica Muñoz es una jubilada de la ciudad que sospecha que hubo irregularidades en la muerte de su esposo, Eduardo Jara. Ahora va hasta las últimas consecuencias en la búsqueda de la verdad y persigue a un supuesto sacristán trucho que le habría provocado una asfixia a su marido, al darle una hostia cuando se recuperaba de una traqueotomía y solo podía ingerir alimentos líquidos.

Muñoz contó que a finales de agosto llevaron a Jara a la guardia del policlínico ADOS por un cuadro de anemia aguda. Los médicos que lo atendieron le practicaron una traqueotomía de urgencia y quedó en terapia intensiva por cuatro días. “Se recuperó rápido y lo dejaron en observación en la sala general por unos 20 días”, precisó.

Sin embargo, un hecho insólito le ocasionó una complicación que volvió a comprometer su salud. “El 14 de septiembre apareció un hombre que dijo que era sacristán, que se hacía llamar José Luis, y le dio una hostia a mi marido, lo que le ocasionó una asfixia porque solo podía ingerir líquidos por la traqueotomía”, detalló Muñoz.

En este marco, los médicos lo internaron nuevamente de urgencia y quedó en terapia intensiva. Según puntualizó la mujer, los doctores pusieron el grito en el cielo cuando se enteraron de que el supuesto religioso entró sin autorización al lugar repartiendo la sagrada forma entre los enfermos.

Desde el ADOS contaron a LM Neuquén que el sector de internación está custodiado por personal de seguridad privada, que lleva un registro de las personas que ingresan y egresan de las habitaciones. En este marco, indicaron que “nadie puede entrar sin autorización.

En la denuncia que realizó en la Comisaría Primera, Muñoz atribuyó la recaída de su marido “a la hostia entera que le entregó el sacristán”. En la exposición, asegura que el misterioso hombre “trabaja en la Dirección de Culto de la Municipalidad y que circula por los pasillos de la clínica entregándoles hostias a los pacientes”, con el pretexto de que es enviado por un cura.

 

Por Alejandro Olivera – [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.