maestra25/01 Viedma – La aplicación de la pauta salarial en los docentes, acordada en diciembre entre Unter y Educación, arrojará subas de hasta el 40% con los haberes de julio cuando se complete el cronograma de incrementos.

El impacto de las mejoras es diferente entre los 18 mil docentes provinciales de Río Negro. Los preceptores y los maestros de grado logran los porcentajes mayores mientras que los docentes del nivel Medio -unos 6 mil profesores- superan ajustadamente el 20 al 23%.
Esta suba para los maestros constituyó el primer entendimiento salarial para el 2015 del gobierno de Alberto Weretilneck con los gremios. La postura gubernamental se centró en el argumento de un incremento del 30% en la masa salarial. Después, ese criterio se replicó en la policía y, por ahora, docentes y uniformados serán los únicos estatales del Poder Ejecutivo con aumentos en las remuneraciones de enero. El personal de las leyes 1.844 y 1.904 tendrá ciertas modificaciones por la restitución del adicional de antigüedad.
El año pasado, Educación desembolsó 3.800 millones en pagos de haberes y un aumento del 30% exigirá otros 1.100 millones. Pero Economía advierte que el impacto en la partida educativa es progresivo, entonces estiman las erogaciones por el acuerdo con Unter en unos 800 millones.
Más allá de esa proyección, los incrementos en los docentes evidencian dispares incidencias entre los cargos. Los maestros de grado y los preceptores son los más beneficiados, con mejoras que llegan al 40%. En cambio, el diseño acordado tiene un impacto menor en las horas cátedras, entonces los profesores totalizarán aumentos de un 20 a 23%.
En líneas generales, el incremento representa un 6% en enero, un 7% en marzo y un 17% en julio. Los porcentajes varían en los distintos cargos, incluso considerando su adicional por antigüedad y el pago por ubicación de la escuela. Este reconocimiento lo cobra la mayoría de los docentes, especialmente con un 20% por la ruralidad de su establecimiento, mientras que el 40% llega a docentes en la zona Sur y Andina (incluso Bariloche). El tope es el 80% en los parajes.
La Unter priorizó para este año que la discusión salarial se centrará en la reformulación y actualización de la grilla de cargos, cuya particularidad diferencia a 150 asignaciones. Ese rediseño de valores concluyó en las actuales liquidaciones, producto de los montos acordados con Educación.
En el gremio, que conduce Mario Floriani, se admite que ciertos docentes quedan relegados, como los montos de horas cátedras, pero aclaran que ellos venían con un desfasaje favorable por el método porcentual utilizado en los incrementos de los últimos años. Manifiestan que el objetivo es continuar con la reestructuración y así restablecer la escala salarial donde un director dobla el sueldo de un maestro inicial y el supervisor lo triplica. Equivale a lograr el 1, 2 y 3. Con las subas, se logrará el 1, 1,6 y 2,5, explican.
En principio, esta pauta se aplicará en enero, marzo y julio. En diciembre, la Unter logró un adelanto de 400 pesos -que crece con la antigüedad y cargos jerárquicos- y ese pago no se mantendrá a partir de enero. Así, los haberes de enero tendrán la particularidad que las alzas absorberán aquellos 400 pesos, entonces el incremento -que ronda entre el 6 y 8% en esta primera etapa- se diluye.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.