Poner PLAY y escuchar FM ALAS 95.1

Peñas Blancas: (enviados) – “Nos dijeron que nuestros hijos debían ir a la escuela y amontonarse en los lugares que había…” relató furiosa, esta mañana, la mamá de un alumno que debería estar concurriendo a clases en la escuela N° 242 de Peñas Blancas.

 

Ante la situación edilicia del establecimiento, paredes con humedad, mampostería que se cae y sin baños suficientes, decidieron no enviar a sus hijos al colegio y exigen respuestas desde educación. Presentaron un recurso de amparo en la justicia para que se resuelva el tema.

El estado actual de la escuela 242 de Peñas Blancas, de jornada extendida, es por lo menos vergonzoso, y no debido a las deficiencias edilicias, sino porque hace menos de 8 meses una empresa realizó reparaciones en el establecimiento, cobrando más de $ 100.000, y la obra no se supervisó, nadie la controló, los encargados de los trabajos se fueron y al poco tiempo la lluvia hizo estragos en el colegio, se filtra el agua en las paredes, que además se electrifican por la afectación al sistema eléctrico, se cae la mampostería, sumado a que algunos baños no funcionan.

 

Un combo peligroso para niños y grandes, mientras educación exige que las clases se dicten con ‘normalidad’.

En una cobertura especial de radio “Alas”  y “Catriel 25 Noticias”, en la localidad de Peñas Blancas, distante a 30 km de la ciudad de Catriel, con las complicaciones para acceder al lugar, porque recorrer los 11 km que separan la ruta nacional 151 de la provincial 57, es una travesía, donde lo más probable es que se rompa cualquier vehículo,. El estado de lo que alguna vez fue el asfalto,  es calamitoso.

 

Baches de todo tipo y tamaño, aunque le comisionado Hugo Rivero confió a este medio que vialidad ya se encontraba en la zona para realizar las tareas de reparación, es decir el bacheo provisorio, que dura solo un tiempo.

 

La inquietud de un grupo de padres nos llevó hasta la escuela 242, de jornada extendida, primaria y sala anexa de jardín. La matrícula de entre 46 – 48 alumnos, y alrededor de 10 docentes, entre profesores y talleristas, sumado al personal no docente que trabaja en la institución.

 

Una simple recorrida por el lugar deja a la vista la humedad en las paredes, el desmembramiento, no hay señal de teléfono, porque la antena del servicio movistar se encuentra rota hace más de un año, no hay agua potable, el tanque se provisiona con agua de perforación que solo se utiliza para los baños, y hace unos días se realizó la tarea de limpieza del predio, cortando la maleza, pero quedaron algunos sectores sin limpiar.

 

El silencio predomina en el colegio. Mientras en casi todo el país se dictan las clases con normalidad, aquí la escuela está vacía de alumnos, solo la presencia de docentes que dialogan entre ellos y buscan la manera de que se pueda salir adelante, ya que educación presiona para que se garantice la escolaridad de los niños.

 

Se están improvisando sectores como la biblioteca, la sala de computación, el sum y otra aula que estarían en condiciones de que allí los chicos puedan tener clases. Mientras los padres decidieron no enviar a sus hijos,  presentaron un recurso de amparo en el juzgado de Cipolletti. La directora de la escuela Susana Vega dialogó con este medio y dijo “los padres desde el día de la inscripción empezaron a preguntar las condiciones de la escuela, después tengo entendido que hicieron un recurso de amparo”. “Yo como directora eleve todo en tiempo y forma respetando la vía jerárquica de las autoridades. Hasta el momento respuestas no he tenido, nada más que la escuela debe estar abierta para que los chicos asistan”.

 

Cabe recordar que hace menos de un año una empresa de Villa Regina se hizo cargo de las reparaciones del colegio, realizando tareas en el techo, por las filtraciones y otros trabajos, por un monto cercano a los $ 100.000, pero al poco tiempo la lluvia desnudo las falencias de una obra no controlada y mal hecha.

“La obra no está bien hecha, puntualmente el techo de la escuela se filtra, cuando hay un sol espléndido está todo bien, pero el problema surge cuando llueve e inmediatamente las filtraciones hacen eco en el sistema eléctrico”. “Por allá cerca del cumpleaños de la escuela, en un momento que no era el oportuno vino una empresa y más allá de que hicimos la apreciación de que no era correcto trabajar en ese momento, yo no soy técnica en seguridad e higiene, no soy supervisor de obra, simplemente hice la apreciación, la respuesta de la empresa fue que traían material ultramoderno, que era usado en zonas húmedas donde llueve permanentemente”.

 

Mientras las promesas de que los arreglos se realizarían durante la época de receso, docentes, padres y alumnos colaboraron para que las clases se terminaran de la mejor manera durante 2016, con la esperanza de que al iniciar el ciclo lectivo de este año, ya no habría estos problemas. Sin embargo la situación no mejoró, ni se modificó, y hoy las autoridades de educación presionan para que se dicten las clases, en estas condiciones. “Nos pidió la supervisora que debemos garantizar las clases, que nos reacomodemos” aseveró la directora. “Dijeron que la obra está autorizada, pero no garantizan el tiempo, cuando se va a hacer” concluyó Susana Vega.

 

 

PALABRA DE LOS PADRES

 

Un grupo de padres se acercó al colegio esta mañana, para dar a conocer su postura: “presentamos un recurso de amparo, el juzgado nos dijo que nosotros no podemos mandar los chicos a la escuela”.

“Ellos quieren que vengan a la escuela pero los chicos no tienen donde ir al baño, no pueden entrar al sum, a ningún lado”. “Se llena el piso de agua, se cae la mampostería, la humedad en las paredes, si un chico toca la pared, le agarra corriente y le pasa algo, quien nos devuelve la vida a nuestros hijos”.

 

“Ahora nadie se hace cargo de la obra, ni siquiera los papas sabemos de donde es la empresa”. “Acá no se trata solo de los niños,  acá hay porteros, maestros dentro del establecimiento, no solo los niños pueden sufrir un accidente”.

“Ellos no pueden venir a decirnos que nuestros hijos deben venir y amontonarse, porque así nos dijeron, tiene que amontonarse en los lugares que están” “Los nenes de jardín no tienen baños, el baño de la salita de jardín está tapado con cartulina, no se aguanta el olor. Los baños que utilizan los nenes de primaria, lo comparten los niños de jardín y los de secundaria, todos van al mismo baño”.

 

“Vamos a esperar que respuesta nos da la ministra de educación, sino desde el juzgado van a llamar y nos van a decir los pasos a seguir”. “Esto está en manos de la defensora de niños, no pueden concurrir a la escuela” finalizó la madre de un alumno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here