Poner PLAY y escuchar FM ALAS 95.1

El Índice de Pobreza aumentó al 32% al término del 2018, contra el 25,7 % que mostraba a fines del 2017, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En tanto, el Nivel de Indigencia aumentó al 6,7% desde el 4,8% de finales del 2017, informó el organismo.

En el primer semestre del año pasado, el nivel de pobreza alcanzaba al 27,3% de las personas, y el de la indigencia, entendida esta como pobres que ni siquiera tienen para comer, 4,9%

El Indec mide la pobreza a partir de la posibilidad que tiene una persona o un núcleo familiar de adquirir la cantidad mínima de alimentos, indumentaria y servicios que integran la Canasta Básica Total (CBT).
Esta canasta, para una pareja con dos hijos de 6 y 8 años, alcanzó a fines del año pasado a $25.493,80, lo que marcó un aumento del 52,9% en relación a diciembre del 2017 .

En cuanto a la indigencia, se fija por la cantidad mínima de comida que requiere una persona o una familiar, para subsistir, y que a fines del año pasado estaba en $ 10.197,53, con un aumento del 53,5% interanual.

En tanto, el Índice de Salarios, indicativo de poder de compra de los trabajadores, sean estos registrados o no, aumentó 29,7% durante el año pasado.
Este aumento en el índice de Pobreza e Indigencia se dio en un escenario en el que la economía cayó 2,5%, la desocupación subió al 9,1%, y la inflación alcanzó al 47,6%, según los datos del propio Indec.

Las cifras brindadas hoy reflejan que alrededor de 14.000.000 de personas son pobres en el país, por lo que durante el año pasado cayeron en esa problemática 2.650.000 habitantes. En cuanto a los niveles de indigencia, se encuentran 2.700.000 personas, de las cuales unas 800 mil se incorporaron a lo largo del año pasado.

Estos indicadores son consecuencia directa del proceso recesivo que afecta a la Argentina, la estampida de precios y la profunda devaluación que licuó los salarios y dejó a millones de argentinos sin poder cubrir sus necesidades básicas. (Télam y NA)

El medio Página12, aclara que a la pérdida de poder adquisitivo provocada por la inflación, que el año pasado fue del 47,6 por ciento, se suma la pérdida de unos 200 mil empleos registrados, junto con paritarias y jubilaciones que quedaron detrás de los precios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.