cebollas05/08 – Uno de los motivos de la atípica suba es que,la cebolla que ingresa desde la zona productora por excelencia del Sur de Buenos Aires y Norte de Río Negro ha sido producto de las inundaciones.

En los últimos meses, y sobre todo en julio, todo aquél que iba a la verdulería y, confiado, pedía un kilo de cebolla, se llevó una gran sorpresa.

Es que el precio de este producto llegó a costar en algunos almacenes hasta $ 32 y la bolsa llegó a valer $ 350, cuando en marzo estaba a $ 100, según las estadísticas del IDR, lo que da un incremento de casi el 250% en el mercado mayorista y del 300% en el minorista.

A pesar de esto, seguramente lo que sucederá es que varias de estas comidas en las que la cebolla es irremplazable -en los sitios que venden ya platos elaborados- sufrirán un incremento y en aquellos que no signifiquen el ingrediente primordial, comenzarán a prescindir de la cebolla y hasta suprimir la elaboración de algunos platos hasta que sus valores vuelvan a la “normalidad”.

Desde la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Ajos, Cebollas y Afines de Mendoza (Asocam), el gerente de la entidad, Guillermo San Martín, explicó que el escenario actual responde a los comportamientos cíclicos de la horticultura del mercado interno.

Estos valores exorbitantes, que no se han repetido otros años se debe, por un lado, a que ahora la temporada de cebolla mendocina terminó temprano por su menor superficie cultivada, debido a los bajos precios que obtuvo durante 2014.

El otro motivo de la atípica suba es que, según San Martín, la cebolla que ingresa desde la zona productora por excelencia del Sur de Buenos Aires y Norte de Río Negro, ha sufrido un importante incremento en su precio ya que la cosecha disminuyó por las inundaciones de la zona, las cuales se pudrieron”, remarcó el empresario.

De hecho, según un reporte del IDR, los bajos precios vienen mostrando la caída en la producción local. Los datos del último ciclo hortícola 2013 -2014, muestran una variación interanual negativa de la cebolla Valenciana (32%), que es la que se produce en Mendoza.

Pero además, desde el INTA, el ingeniero Aldo López contó que el gran problema de los actuales precios radicaron en las inundaciones y pudriciones de esta hortaliza en Buenos Aires. Para graficar contó que de una bolsa de 100 kilos, 70 kilos se debían tirar por sus malas condiciones para comercializar.

Con respecto a cómo seguirán los precios, se dijo que, por lo menos por agosto y setiembre, los valores continuarán altos. Tal vez tendientes a la baja -aunque no espera que disminuyan bruscamente- ya que de a poco ingresará cebolla de Córdoba, Santiago del Estero y Salta.

Coincidió con este panorama el ingeniero del INTA, quien aseveró que hasta octubre se esperan precios que ronden los $ 250 la bolsa.

Sin embargo, se animó a precisar que en octubre, cuando empiece la cosecha de cebolla en Mendoza y San Juan, “los precios llegarán nuevamente a los $ 20 la bolsa de 22 kg”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here