Racing Boca

El gobernador Carlos Verna confió que el ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, está “ayudando” en gestiones para acordar un ingreso acotado de carne con hueso al sur del Río Colorado, donde la barrera sanitaria impide su ingreso. La Pampa reclama por una integración más plena a la región patagónica.

La Pampa reclama al ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, que reúna a los gobernadores de las provincias patagónicas para acordar un cupo de venta de asado con hueso hacia el sur de la barrera sanitaria del Río Colorado. “A fuerza de ser sinceros, Buryaile nos está dando una mano en esto, se abrió una puerta para conversar”, confió en las últimas horas el gobernador Carlos Verna.

Al ser consultado sobre los avances en las gestiones para integrar la Patagónia, Verna sostuvo, el último viernes, que “estamos tratando de conseguir una mayor integración”. “Creo que el primer avance que podríamos lograr es que el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, arme una reunión con los gobernadores patagónicos, por lo menos de la zona norte, y podamos acordar, aunque sea, un cupo de venta de asado con hueso para las provincias patagónicas, que hoy no puede pasar”, declaró el primer mandatario provincial.

Verna confió que hay conversaciones con el funcionario nacional y, luego de los fuertes enfrentamientos por el tema durante el año pasado, dio lugar a una pequeña luz de esperanza. Dijo que las posibilidades de exportar más carne a Estados Unidos favorecen las negociaciones.

La pelea del gobierno provincial por ingresar el asado con hueso al sur del río Colorado se visibilizó con vigor desde el principio de esta segunda gestión de Verna en la gobernación. En octubre del año pasado tuvo un episodio a cielo abierto y a la vista del público, un cara a cara entre Verna y Buryaile, durante un remate de una cabaña, en un campo de la zona de General Acha.

Cabe recordar que en la frontera del río Colorado, límite entre La Pampa y Río Negro, existe una barrera sanitaria (contra la aftosa) que impide a los frigoríficos pampeanos vender la tira de asado en el resto de la Patagonia.

Verna viene denunciando que “no es una barrera sanitaria” porque ya el Servicio Nacional de Sanidad Animal (SENASA) ha reconocido que “es una barrera comercial, una aduana interna, y que las posibilidades de que se transmita el virus en el asado con hueso es ínfima”. En cambio, asegura que la aftosa si se contagia por la faena clandestina.

En La Pampa sostienen que si se elimina la barrera el asado pampeano se podría vender al sur del río Colorado a 100 pesos el kilo, cuando en la actualdiad, por la restricción fitosanitaria, los patagónicos pagan ese mismo corte más de 200 pesos el kilo. Además, se generarían saldos exportables de carne.

El gobierno nacional ha respondido que apuesta a que la Argentina cierree acuerdos de carnes con Estados Unidos que incluirían la zona de la Patagonia con vacunación. Eso permitiría que SENASA discuta el paso de asado con hueso de La Pampa al sur del río Colorado.

En la actualidad, las Policias de Río Negro y La Pampa decomisan miles de kilos de carne en los puestos camineros. Es por la gran diferencia de precio.

La barrera sanitaria se implantó en 1976 para declarar a la Patagonia libre de aftosa. En el año 2000, la Argentina obtiuvo el estatus de país libre de aftosa por parte de la Organización internacional de Epizootias (OIE), pero esto solo duró unos meses. En el 2002 se logró en la Patagonia Norte, Río Negro y Neuquén una zona buffer, de sector libre de aftosa con vacunación. Pero no se incluyó a La Pampa.

Por eso, desde La Pampa no puede cruzar asado con hueso hacia el resto de la Patagonia: en el hueso es donde se aloja el virus de la aftosa. Los funcioarios pampeanos replican que en La Pampa hace 20 años que no hay brotes y tampoco hay circulación del virus.

Entre los frigoríficos pampeanos se cuentan grandes capitales nacionales: Carnes Pampeanas es propiedad de CRESUD, el brazo agroganadero de Eduardo Elsztain (IRSA y Banco Hipotecario) y Pampa natural es de la cadena de supermercados La Anónima de la familia Braun (Banco Galicia).

Los frigoríficos de La Pampa exportan carne sin hueso a Europa (a través de la cuota Hilton) y carne congelada a la Patagonia. Por eso tiene un excedente de asado con hueso (la tira de asado) que le provoca enormes costos a esos frigoríficos. Si tiene que recorrer muchos kilómetros, el corte eleva su precio. Pero el objetivo es la zona del Valle de Río Negro y la cuenca petrolera de Neuquén, donde el kilo de asado, producido por los productores ganaderos rionegrinos y procesados en los frigoríficos de la región, es más caro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.