ACOSOBuenos Aires.- Desde tres bancas, una en la Legislatura porteña y dos en el Congreso, buscan castigar el acoso verbal callejero con penas que van desde las multas hasta el arresto.

Es decir, que las palabras o acciones callejeras de tenor sexual que agredan, humillen, perturben u ofendan la dignidad de las mujeres, deben ser penalizadas.
La base fundamental de las iniciativas es elevar el acoso verbal callejero a la categoría deviolencia de género.

Además, los proyectos coinciden en dos ejes: campañas de concientización y castigos (multas que van hasta los 7 mil pesos, trabajo comunitario y arresto).
La diputada del Frente para la Victoria, Gabriela Alegre, explicó que “nosotros apuntamos a algo que está pasando socialmente”.

“Se ha avanzado muchísimo en cuanto a los derechos de las mujeres, y algo que sucede a partir de esto por suerte, es que hay rechazo por parte de las mujeres ante algo que se considera un abuso, un acoso hacia las personas, principalmente a las adolescentes que son muy afectadas por estas conductas”, expresó.

Además, detalló que “esto está pasando en nuestro país y a nivel mundial y por suerte en otros países, ya se han aprobado leyes”.

“Nosotros no queremos impedir que exista el piropo y el elogio con educación, lo que queremos es frenar las prácticas que producen temor, humillación, ofensa, en aquellas personas que las padecen”, dijo Alegre.

La diputada dijo que esto es algo que estaba naturalizado antes pero que de todas formas las mujeres lo sufrieron siempre solo que “antes había que dejarlo pasar, y hoy en día las mujeres se molestan con razón porque también ha avanzado la grosería”.

Finalmente, aseguró que “debemos tener un marco que evite estas cosas y las prohíba. La idea es básicamente esto, que una mujer (u hombre, porque también puede pasar) se sienta de alguna forma protegida por el Estado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here