La crisis económica y la falta de trabajo obligan a los varones a buscar empleos en actividades que históricamente fueron destinadas a las mujeres. Los rubros de limpieza de casas particulares y el cuidado de personas y niños están recibiendo cada vez más hombres que buscan de manera desesperada un ingreso extra para su hogar. Muchos admiten que tienen vergüenza y piden reserva a sus empleadores, dejando al descubierto un sistema perverso que, además de no brindarles contención, los juzga.

Siempre hubo empleados domésticos, aseguró Sonia Kopprio, del sindicato de Trabajadoras de Casas Particulares, sin embargo, afirmó que en los últimos meses la cantidad se incrementó considerablemente hasta alcanzar el 20%del total de la bolsa de trabajo con la que cuentan en Río Negro.

“Cuando iniciamos con el sindicato, hace 15 años, ya había varones en el rubro, pero eran muy poquitos. Había familias que pedían específicamente hombres para casas particulares, y nosotros nos sorprendíamos en aquel entonces porque decían que ellos hacían un mejor trabajo. Pero ahora, con el tema de la desocupación, son muchos más los varones que nos piden acceder a un trabajo”, indicó.

La dirigente dijo que los hombres acuden al sindicato como última instancia al no conseguir otros empleos.

“Nosotros contamos con una bolsa de trabajo donde tenemos a todos aquellos que se ofrecen para las tareas en Río Negro, y los varones ocupan alrededor del 20% de los postulantes”, contó Kopprio.

Se desempeñan principalmente en tareas de cuidado de adultos y jardinería por cuestiones de fuerza, pero también cuidan niños, limpian casas y planchan. “Hay hombres que tienen vergüenza de ser reconocidos como empleados domésticos. Igualmente, deben estar registrados y allí figuran sus tareas”, dijo Kopprio.

El sueldo básico en la actividad es de $15.880 por 8 horas de limpieza y de $17 mil por el cuidado de personas mayores o niños.

 

La crisis del país cambió el mapa

Producto de la necesidad

La crisis económica que atraviesa el país hizo que muchas familias requirieran un ingreso extra para poder llegar a fin de mes. Paralelamente, muchos hombres han perdido sus fuentes laborales en los últimos meses, por lo que creció la cantidad de empleados domésticos.

 

Dos de cada diez

Siempre hubo hombres registrados como empleados domésticos en la provincia, pero en los últimos meses la cantidad se incrementó muchísimo, alcanzando el 20%.

 

Fuente: (LMC)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here