caito cotecalEste viernes, a traves de una iniciativa de Casa de la Cultura, Políticas Sociales que dependen del municipio local, el Consejo Local para Personas con Discapacidad, el grupo de Equinoterapia Kawel Anay y la Lic. Claudida Montevidone compartieron junto a los hermanos Pfening la proyección de “Caito” protagonistas de la pelicula.

Los asistentes además podían colaborar con una familia de Catriel, en la que uno de sus integrantes padece de ELA (esclerosis lateral amiotrófica), donde finalizada la proyección se le hizó entrega de lo recaudado.

Los protagonistas Luis y Guillermo Pfening desde Marcos Juarez llegaron a la ciudad de Catriel para compartir con los vecinos la pelicula “Caito”, quien sufre una enfermedad genética que le provoca distrofia muscular. Sus movimientos son muy limitados y necesita de una serie de cuidados cotidianos.

Primeramente Guillermo ya había hecho un corto con Caíto, sobre Caíto, llamado Caíto, en 2004. Ese corto forma parte de este largometraje, se ve en un televisor, lo ven Guillermo y Caíto. Los dos protagonizan esta película que oscila entre el relato de un registro documental y el relato de una ficción basada en hechos reales y/o en personas reales.

“Mi intervención-agregó- surge justamente porque la película se empezó a hacer cargo del proceso que vivió y termina siendo una película dentro de otra”.

“Se plasma la idea original de hacer una cinta con mi hermano, entonces aparezco como hermano y como director del filme también. En el corto estoy siempre adentro del relato y en este caso, entro y salgo”, consignó.

“Tenía la fantasía de que él sea el centro de atención. Siempre estuvo muy pendiente de mi carrera y me preguntaba si invertíamos eso que pasaría. Ahora él vivió esa experiencia y está feliz”, expresó Pfening

Sobre todo en la primera parte se nos habla de cómo será la filmación de una ficción protagonizada por Caíto, se nos muestran los preparativos del rodaje, la llegada de actores, la negativa de la kinesióloga real a actuar (que será interpretada por Bárbara Lombardo, en un enroque de equivalente calidez).

Hay una gran apuesta en esta película amorosa: amor fraternal por sobre todas las cosas. Pfening y sus coguionistas Agustín Mendilaharzu (uno de los protagonistas y director de fotografía de Historias extraordinarias ) y Carolina Stegmayer (que actúa en Caíto ) disponen y traman una película que va del documental (o la preparación ficcional de la ficción) a la ficción-ficción y jamás pierden la escala, la realidad de los personajes, el centro de la cuestión. Caíto es una película sobre hacer una película con Caíto, también sobre los sueños de Caíto, sobre las dificultades de un rodaje, sobre ensayos, sobre planos, sobre cortes y cambios, sobre sentimientos, dificultades y sueños. Uno de los grandes momentos de la película es cuando Caíto (y Suzuki y Anita) van en el cuatriciclo y los para “la policía”. Allí se conjugan la sorpresa, la simpatía, la alegría y la cotidianidad del rodaje.

Caíto era una película que desde su punto de partida tenía en su horizonte innumerables riesgos y posibles excesos, y no sólo los esquiva sino que además lo hace sin negar la emoción, sin una pose de distancia artificial. Su armado, de innegable lucidez, le permite jugar, contar y describir con una libertad y una frescura que no abunda en el cine argentino. Por la cercanía del tema, es difícil saber si Caíto es el inicio de una prometedora carrera como director para Pfening. Pero eso es especulación sobre el futuro. En el presente tenemos una muy buena pequeña película de 70 minutos con alta concentración de emociones honestas. finalizó.

caito cotecal1caito cotecal2caito cotecal3caito cotecal4

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.