(C25N) A una jornada de intenso calor (37°), se sumó la falta de agua en la red domiciliaria de Catriel.

La rotura de la válvula de impulsión en la planta potabilizadora derivó en el corte del servicio durante este sábado en la localidad. Cerca de las 18:30 horas finalizaron las tareas de reparación y la red recupera lentamente su presión.

Ha sido un verano caótico en relación al servicio que presta ARSA. Falta de insumos y materiales de reparación son una constante. Los trabajadores del organismo a nivel local hacen lo que pueden con lo que tienen a mano. Desde la superioridad, la respuesta siempre es la misma, “arreglarse con lo que hay”.

A la turbiedad del agua, habitualmente se suman los cortes por roturas de caños y empalmes por años sin recambio.

5 / 100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.