“No permitieron que reconozcamos el cuerpo de mi papá porque dijeron que no era recomendable y que estaba todo en orden, que era muerte natural”. “Ya pedimos  que se haga una autopsia”. Dijo una de sus hijas a este medio

Alberto Pino fue encontrado sin vida el pasado 20 de julio en su vivienda en la zona urbana de Catriel. En un primer momento se dijo que había fallecido por la inhalación de monóxido de carbono, ya que en la vivienda se lo encontró recostado en un sillón al lado de una estufa con el caño de tiraje caído, lo que aparentemente  habría provocado un principio de incendio, lo que finalmente alertó a  los vecinos de lo que sucedía en esa vivienda.

Enterados los bomberos de la situación, llegaron, realizaron RCP a Pino pero no hubo reacción alguna. A los pocos minutos llegó la policía y el médico forense.

 

Desde el primer momento, allegados al presidente del Hípico y sus familiares dudaron sobre las primeras versiones de la muerte.

La camioneta estaba desordenada, el termo y el mate volcados. No estaban sus documentos ni los del vehículo. No se encontró dinero en la vivienda y siendo (que según allegados), “él siempre guardaba la plata en su casa”.

“Alberto siempre fue muy ordenado con todo, es muy extraño que todo esté así”. Comentó un amigo

Alberto Pino era un hombre de un buen pasar económico, con varias propiedades y varios caballos pura sangre con un muy buen valor en el mercado.

La familia será representada por el  Dr Angelo Zamataro Amaranto, quién confirmó que se solicitará al Ministerio Público Fiscal (Dr Gustavo Herrera) la realización de la autopsia al cuerpo de Pino porque “hay cosas que a la familia no le cierran, hay muchas dudas”. Explicó

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.