Furbolparatodos

“Estamos evaluando cerrar el comedor… así no se puede seguir trabajando” dijo entre lágrimas Estela Santos referente del comedor “Sueños y Esperanzas” de Barrio Preiss, luego de perder gran parte de la mercadería por un corte de luz en el salón comunitario. Esta mañana se realizó una reunión con autoridades municipales y la presidente de la junta vecinal, Teofila Hurtado, que mostró su malestar por la situación, “hay muchos salones para alquilar, a lo mejor alquila alguno ella” sostuvo.

 

En las próximas horas podría cerrar sus puertas el comedor “Sueños y Esperanzas”, a poco más de un mes que comenzó a funcionar en el centro comunitario de Barrio Preiss, calle La Paz, con más de 50 familias que concurrieron a inscribirse para poder retirar la vianda, y que hoy alcanza las 300 personas.

 

La situación obedecería a un entredicho entre la presidente de la junta vecinal del barrio Teofila Hurtado y quien encabeza el proyecto del comedor, Estela Santos. La rispidez entre las partes vendría desde hace un tiempo y se agravó durante el fin de semana, cuando se produjo un corte en la energía eléctrica del salón y según denunciaron las referentes del comedor, se habría perdido toda la mercadería que se encontraba en los freezer, al cortarse la cadena de frío por varias horas.

 

Se convocó esta mañana a una reunión para llegar a un acuerdo, donde se hizo presente la legisladora provincial Viviana Germanier, la presidente de la legislatura Juana Cárdenas, y estaban también las familias que concurren a retirar la vianda, quienes se pudieron expresar en contra del cierre del comedor. Sin embargo no se pudo avanzar, ya que no pudieron concurrir al cónclave, todos los integrantes de la junta vecinal, por lo que se determinó llevar a delante un nuevo encuentro previsto para esta noche a las 21 hs.

 

Estela Santos, al frente del comedor, mantuvo diálogo con Radio Alas, y entre lágrimas expresó “acá hay falta de comunicación, a veces falta de criterio, el día de hoy nos hemos encontrado con que la luz había estado cortada y toda la carne que teníamos para darle a la gente se echó a perder. Se cortó la luz por un cortocircuito que había en el techo, pero no nos avisaron para poder retirar la comida que había en los freezer del comedor, se perdió todo”.

 

“Estamos teniendo dificultades para poder seguir con el proyecto, evaluando cerrar el comedor, así no se puede seguir trabajando… no se puede trabajar así, sino tenemos el apoyo de la junta vecinal del barrio, no podemos seguir haciendo cosas. Yo trabajo para el barrio Preiss, pero vivo en el barrio YPF”.

 

“Mi proyecto apuntaba a poder salir de la crisis, ayudar a la gente, darle un plato de comida, peor no tener dificultades ni con la comunidad del barrio Preiiss, ni con la comisión, y menos que no apoyen esto que tiene alto valor por la cantidad de niños que concurren”.

 

“Hemos estado tratando de sobrellevar dificultades durante todo el mes, pero meterse con la comida de los chicos es grave… si es personal o algo, yo me retiro, que dejen a las demás personas trabajando y que se le pueda seguir dando un plato de comida a los niños”.

 

“Nosotros vivimos de las donaciones de la gente y que se eche a perder todo, esto es insólito….”.

 

“Hemos buscado otros salones, pero no encontramos ninguno que este en el barrio para que la gente no tenga que trasladarse tanto” destacó Estela.

 

 

JUNTA VECINAL DEL BARRIO PREISS

 

Señalada como la responsable de poner trabas al proyecto del comedor, Teofila Hurtado presidente de la junta vecinal de Barrio Preiss, dio su versión acerca de la situación “el problema parece que es conmigo, yo cumplí con prestarle la cocina a la señora para que cocine y entregue viandas, nadas más… y ella empezó a tomar decisiones sola, sin consultar conmigo… yo no soy una silla acá, soy la presidente de la junta vecinal”.

 

“La bronca que ella tiene es que no le doy el salón para que le dé la comida a la gente acá, yo no puedo hacer ningún curso que me da la municipalidad porque está ocupado, a la tarde están las maestras de CADI”.

 

“No puedo trabajar en el salón, hacer las construcciones que tenemos que seguir haciendo, por no molestarlas a ellas”.

“Se ve que no saben agradecer nada”.

 

“Ahora se cortó la luz, el viento voló la tapa del tanque y se cortó. No había agua, no funcionaba la bomba porque estaban los cables cortados, vinimos y arreglamos con un chico de la comisión, dejamos cortada la luz el sábado por la noche, regresamos al otro día a reparar”.

 

“La bronca que ella tiene es que se perdió la carne, no es verdad porque el freezer estaba congelado”.

 

“Hay muchos salones para alquilar, a lo mejor alquila ella”.

 

Los integrantes de la comisión son 18, allí se va a decidir”

 

“Si no hubiera tanta mala onda, yo ayudaría… no sé porque la bronca conmigo”.

 

 

Por otra parte, Juana Cárdenas, presidente de la legislatura municipal, dijo “es una reunión de improvisto que organizamos con la junta vecinal y la señora que realiza viandas en la cocina del comedor, ellos pidieron permiso para utilizar la cocina, aparentemente ha habido un tipo de diferencia entre estas personas que fue estirando la relación, con el corte del luz del temporal se ha afectado más, con una pérdida de mercadería”.

 

“La intención nuestra es acercar las partes, que los dos grupos humanos puedan seguir trabajando”.

 

 

REDES SOCIALES

 

Estela Santos, publicó esta tarde el siguiente mensajes a través de la red social Facebook:

 

“Vecinos del barrio preiss, mi nombre es Estela quien está al frente del Comedor Sueños y Esperanzas de su barrio. En la actualidad tenemos alrededor de 100 familias, 160 niños menores de 10 años, 6 chicos y mayores discapacitados, ancianos y vecinos en situación de vulnerabilidad. El objetivo es y será ayudar en esta difícil situación económica que se vive en la argentina, no es mi intención tener problemas ni generarlos. Hoy me encuentro en la situación de estar a horas que se cierre el comedor que tanto ayuda por el solo hecho de pedir poder usar las instalaciones del comedor o por dar la capacitación que dio el INTA, porque no ha surgido otro inconveniente. SI AL PRINCIPIO SE SOLICITÓ ANTES DE ABRIR SOLO LA COCINA, pero no pensábamos llegar a tener tanta cantidad de gente que es el 97 % del barrio preiss. No hay mal intenciones de mi parte o de quienes me acompañan, no tengo experiencia en el manejo global de un comedor, hago lo mejor que puedo. Trabajamos con el HOSPITAL, para controlar a los niños, con una NUTRICIONISTA, logramos que nos capaciten la gente del INTA, no veo donde esta lo mal que hago para tanta gente. De lo que si estoy segura que SE VA A DEJAR DE DAR COMIDA A MUCHOS NIÑOS”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.