Es una de las ciudades con mayor índice de mortalidad en cantidad de habitantes. Desde el inicio de la pandemia a la fecha, murieron 103 personas.

La primera muerte por Covid ocurrió en los primeros días del mes de septiembre de 2020 y desde entonces, poco a poco, los números fueron aumentando. Primero fue conmoción, luego resignación. Hoy es prácticamente una costumbre contar los muertos, para las familias que pierden a un ser querido, es una pérdida irreparable.

Cada día, cada semana se nos va un nuevo vecino. Desde jóvenes de 33 a abuelos de más de 80, el Coronavirus aquí no ha discriminado.

Desde el inicio de la pandemia también es cierto que se han recuperado la gran mayoría (1.533 de 1.716).

La recuperación de muchos de los pacientes sin dudas ha tenido que ver con la gran tarea que se realiza desde lo público y lo privado. Trabajadores de la salud que dedican horas no sólo desde su función, a veces tareas que los exceden, como la contención y acompañamiento del paciente y de su familia.

 

Es bueno analizar también, que hubiera pasado si esta pandemia nos encontraba sin el nuevo hospital?. Sólo imaginemos por un momento la tecnología y el recurso humano que se ha sumado. Es cierto que falta mucho aún y que Catriel merece más y siempre faltará algo. Pero a veces es bueno valorar lo que tenemos.

Recemos por los que estamos y para que no seguir despidiendo vecinos.

Sigamos cuidándonos, hasta que todos estemos vacunados, es lo único que nos va a salvar.

5 / 100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.