Facturas Truchas

(C25N) Catriel se vio sorprendida por un inusual control de la AFIP y Policía Federal la semana pasada. Qué buscaban? Y a quién?, eran las preguntas de algunos curiosos, otros temerosos y vecinos comunes que no ven habitualmente operativos de este tipo en la localidad. Algunos optaron por cerrar sus puertas ”por viaje” o el clásico “vuelvo enseguida”. Lo cierto es que los sabuesos ya tenían claro lo que buscaban y los lugares que debían ”visitar”.

En Catriel buscaban a uno de los cabecillas de una banda dedicada a formar empresas insolventes con base en la provincia de San Luis y ramificaciones en todo el País. Como ya anticipó (C25N), de esta localidad los inspectores de la AFIP se llevaron computadoras, teléfonos celulares y documentación relacionada  a la causa. En San Luis, se detuvo a una mujer que sería la cabecilla de una gran banda, todos ligados al automovilismo de competición.

El juez determinó la prohibición de salida del país de ambos, además del embargo preventivo de 15 vehículos, la inmovilización de las cuentas bancarias vinculadas a la maniobra y la inhibición general de bienes.

 

Cómo es la maniobra maniobra evadir:

Las usinas, denominadas así por la Afip, son empresas con actividad mínima y un nivel de facturación muy por encima de su realidad declarada o firmas que las usan para generar un ingreso de dinero por un servicio o venta simulada, que les permite efectuar pagos irregulares.

 

En octubre de 2.017, la AFIP generó un sistema de “alertas tempranas” para detectar usinas de facturas “truchas”. El sistema parte de la incorporación de la factura “M” (que ya existe en papel) al sistema de facturación electrónica para tratar de aislar a estos emisores y cortar con este sistema de evasión defraudatoria.

El instrumento preventivo, que la AFIP denominó APOC, se activa con el entrecruzamiento de datos fiscales y bancarios de los 850.000 responsables inscriptos en el IVA. Y arrancó categorizando como “riesgosas” a unas 500 empresas que ya tenía identificadas y denunciadas como posibles usinas en distintos procedimientos llevados a cabo durante el año y años anteriores.

Estas empresas deben emitir facturas M, lo que obliga a quien recibe la factura a retener el IVA (21% del total, monto que deberá depositar en un lapso de hasta 15 días) y un 3% de Ganancias de manera preventiva.

El objetivo de la AFIP fue desarmar el atractivo del esquema de facturación apócrifa que apunta a negrear dinero y -a la vez- gozar fraudulentamente de beneficios impositivos. El universo de empresas ya detectadas como posibles usinas surge de 71 allanamientos que el organismo realizó en lo que va del año y en 2.017, en los que detectó 750 usinas con una facturación en total, presumiblemente apócrifa, de $ 4000 millones y 7800 clientes que utilizan las facturas truchas. “El 84% de las empresas controladas por este motivo dejaron de emitir facturas”, dijo Marcelo Costa, subdirector general de Fiscalización de la AFIP, dando cuenta de los buenos resultados de esas fiscalizaciones.

2 COMENTARIOS

  1. Preguntemos directamente, señor empresario Giuliano que se siente estar en el banquillo de los delincuentes son unos DELINCUENTES QUE SE VALLAN DE LA REGION Y FALTAN OTROS QUE TAMBIEN ESTAN EN ESTO NI HABLAR DE AF o digamos CHING.-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.