post-covid-rutina1

La nueva situación de pandemia por el COVID-19 está instaurando una nueva “normalidad” en la vida de todos a nivel mundial. De alguna manera obliga a adoptar determinadas medidas y actuar de un modo muy concreto y especial. Las personas de cada país se adaptan poco a poco a su nueva realidad para continuar su vida. Pero ¿cómo superar la incertidumbre, la ansiedad y el miedo que se deriva de toda esta situación?

Actualmente se pueden plantear diferentes escenarios. En cualquier caso existen muchas maneras diferentes para hacer toda la situación más llevadera y sencilla. Por un lado puede haber pasado esto y tener que sobrellevarlo conviviendo con la pareja, amante o amigo especial con derechos. En este caso, las posibilidades son muy diversas incluso cuando se impone una cuarentena y confinamiento sin salir de casa.

Para poder olvidarse de preocupaciones, discusiones y demás problemas de coexistencia en las mismas cuatro paredes hay muchas opciones. En primer lugar se pueden hacer las tareas diarias de manera diferente. Limpiar la casa, cocinar, comer, ordenar, planchar, tender y un largo etcétera. Ponerse música y bailar mientras, hacerlo desnudo o disfrazado, probar diferentes peinados, maquillada…. Probar diferentes juegos de mesa, o incluso online, como los populares escapes rooms es otra opción. También hacer los retos que se han vuelto virales en las redes sociales. Incluso añadir algo de picante con algunos desafíos o pruebas más excitantes, como las que proponen cientos de escorts de Buenos Aires online. En estos casos la creatividad es una buena aliada.

Escribir en papelitos diferentes cosas, como partes del cuerpo, acciones como besar o lamer y tiempo a emplear en ello. Después hacer rondas cogiendo uno de cada y ver dónde acaba todo y cuántas rondas se es capaz de jugar. También está la versión striptease de cada juego, en la que cada vez que se pierde en alguna jugada, hay que quitarse una prenda.

Además se puede optar por una parte más íntima y romántica. Esto puede englobar preparar alguna sorpresa para la otra persona. Una comida o cena especial con todos los detalles preparados: velas, música, luz, mesa… O incluso sin ingredientes, tan solo una velada única en la que disfrutar del otro. Lleno de caricias, suspiros, besos y respiraciones profundas. Además que cada rincón de la casa y un libro llamado Kamasutra están esperando para ser probados y comprobar cómo de placenteros pueden ser.

Por otro lado, también puede suceder que toda esta situación toque disfrutarla alejado de la pareja, la escort de CDMX favorita o ese amigo especial con derechos. Así que, con la imposibilidad de contacto físico, ¿qué hacer para no perder esa chispa?

Muy sencillo, ahora, con las nuevas tecnologías está todo a un clic de distancia. A parte de hacer ejercicio, cocinar nuevas recetas, cuidarse un poco más, leer, comprar mucha lejía y papel higiénico y hacer muchas videollamadas hay muchas cosas que hacer. Aunque quizás aquí, en estos casos, sea más importante el cómo se hagan que el qué. Está claro que existen muchos límites físicos en la situación actual pero se pueden salvar.

Existen infinidad de juegos online para jugar solos o en compañía. Permitirse pequeños placeres, tomar el sol en la terraza, desayunar tranquilamente, saborear cada comida, ver las películas o series favoritas… Incluso hacer listas con los deseos para cuando acabe la cuarentena.

Otra opción muy popular es aumentar el autoconocimiento mediante la exploración. Con ayuda de las manos y algún juguete erótico u objeto casero, puede desahogarse uno mismo y relajarse. Aunque también para los más atrevidos, está el sexo online. Una videollamada con la pareja o un chat erótico con alguna escort de Montevideo. Desatar la pasión y la imaginación para desvelar todas las fantasías y hacerlas realidad.

Incluso las aplicaciones de ligue más conocidas han tenido que reinventarse para adaptarse a esta nueva realidad. Todos y todo ha tenido que realizar cambios para continuar y seguir viviendo. Lo más importante es tomárselo con humor e ir probando cosas nuevas. Aprovechar para hacer todo aquello que estaba pausado por falta de tiempo. Momentos para revalorizar la vida que había antes de que surgiera el COVID-19. Días en los que pensar qué es más importante y qué es lo que a cada uno le hace feliz. Disfrutar de la compañía, conocer mejor a amigos, familiares, amantes e incluso a uno mismo. Ahora que las tecnologías y los smartphones sirven para conectar de verdad y no como distracción al estar físicamente con otra persona.

Así que, ¿por qué no aprovechar el parón para estar más unidos que nunca? Quizás conocer mejor a algún vecino, aprender algo nuevo o descubrir nuevos placeres. Porque incluso dentro de lo malo puede haber algo bueno. Es importante verlo como una oportunidad. Porque un día más es un día menos para salir y volver a los abrazos y besos. Así que ¿por qué renunciar a disfrutar del camino mientras? Tan solo son necesarias las ganas y algo de imaginación para que la diversión y el placer comiencen.

alas giff1

995x150-hospital-rn

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.