Inicio Destacadas Crisis petrolera. La letra chica hizo caer el acuerdo salarial

Crisis petrolera. La letra chica hizo caer el acuerdo salarial

1283
0
pereyranqn

Una interpretación de un artículo pone en jaque el acuerdo con la CEOPE. Pereyra comunicó que decidió no firmar para no “romper una tradición”.

El famoso acuerdo entre las cámaras petroleras y el sindicato tuvo un revés en la tarde de hoy. Guillermo Pereyra envio un audio a los delegados informando que “luego de leer una propuesta” que acercó la Cámara de Empresas de Operaciones Especiales (CEOPE), decidió no firmar el acuerdo por una diferencia de interpretación de un artículo del convenio. Esto implica que no firma ni el Sindicato de Neuquén, Río Negro y La Pampa, y tampoco el de Chubut.

Según trascendió extraoficialmente, ayer se firmó el mismo acuerdo con la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) pero los representantes de la CEOPE buscaron un tecnicismo para hacer “parir a la abuela en época de pandemia”.

Para la Cámara que agrupa a las empresas de servicios, la redacción del inciso C del acuerdo deja abierta la posibilidad de una segunda interpretación; y por eso que los representantes de la CEOPE llegaron con un texto diferente al firmado con la CEHP.

Según trascendió, las palabras “importe garantizado” generaron confusión en los abogados de las empresas de servicios quienes solicitaron enmarcarlo dentro de los convenios colectivos que correspondan.

Para Pereyra el contenido fue consensuado con todos los actores y el texto es el que se “firmó con todo el resto”. Aceptar el cambio y firmar dos convenios que nacieron con el mismo espíritu y diferente contenido “sería romper una tradición… nunca más vamos a estar reclamando mejores salarios u otras condiciones… cuando nosotros mismos somos responsables de haber partido al medio las dos cámaras” argumentó en el audio el secretario del gremio petrolero.

La realidad es que en los borradores de los considerandos se detalla claramente la situación por la que atraviesa la industria y las consecuencias en la actividad que trajo la implementación del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

“Se produjo una caída automática del nivel de actividad de las empresas representadas por la CEPH y la CEOPE·…” manifiestan en las partes en los considerandos. “… Por ello, desde aquel momento se encuentran sin ocupación efectiva una determinada cantidad de trabajadores”.

El convenio intenta -por un lado- minimizar el impacto en el bolsillo de los trabajadores del sector petrolero; y por otro, habilitar mecanismos compensatorios a las empresas agrupadas en las cámaras.

El inciso E del articulo Primero establece que las partes (sindicatos y cámaras) acuerdan que “en el caso que los trabajadores perciban por parte del Estado Nacional (a través de algunas de sus entidades) alguno de los beneficios previstos en el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, las empresas quedarán exclusivamente obligadas a abonar la diferencia que permita alcanzar el importe comprometido”

Es decir, que el trabajador petrolero de base que cobró $ 80.000 al mes de febrero de 2020, percibirá en los meses de mayo y junio aproximadamente el 50% de su salario. Por otro lado, la empresa que se inscriba y reciba los beneficios regulados por los Decretos 332/2020 y 376/2020 (ATP), solo deberá abonar al trabajador la diferencia entre el 50% y el máximo establecido en la reglamentación.

Es decir, de $ 40.000 que percibiría un trabajador, la compañía abonaría aproximadamente $ 13.000, ya que la diferencia sería aportada por el Estado Nacional que según la reglamentación vigente sería hasta un máximo de dos sueldos mínimos, vital y móviles.

(Mejorinformado)

Artículo anteriorCoronavirus: Catriel sin positivos. Dieron el alta a la enfermera CURADA. #quedateencasa
Artículo siguienteRío Negro. Están en vigencia los créditos del CFI para pymes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.