25 de Mayo-El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) frustró el intento de un transportista de ingresar a la región patagónica con casi dos toneladas de carne bovina con hueso que llevaba de manera oculta en un camión de carga general.

Tras una rigurosa inspección, los agentes que estaban trabajando en el Puesto de 25 de Mayo, provincia de La Pampa, encontraron 180 planchas de asado con hueso en un transporte de carga general de una firma conocida en la zona, que se dirigía desde Cañuelas, provincia de Buenos Aires hacia Catriel y Alto Valle.

Además de la prohibición de ingreso a la región que tiene este corte de carne, cabe destacar que las condiciones de higiene e inocuidad en la que se encontraba la mercadería no eran adecuadas: un aspecto fundamental para cuidar la salud de los posibles consumidores.

Esta acción demandó más de tres horas de trabajo para los inspectores de la barrera zoofitosanitaria patagónica, quienes debieron acceder al interior del camión que estaba cargado por completo con mercadería de todo tipo, como materiales plásticos y pinturas. Para disimular el ocultamiento, la carne había sido colocada en un lugar de difícil acceso. En total, se encontraron aproximadamente 1.850 kilogramos de carne.

La mercadería decomisada tiene el ingreso prohibido al sur argentino de acuerdo a lo que dispone la normativa que resguarda el estatus sanitario de esta región como la única área libre de fiebre aftosa sin vacunación del país reconocida a nivel internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.