Los controles vehiculares que realiza el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) junto con Gendarmería Nacional en los puestos de la Barrera Sanitaria arrojaron nuevos resultados: la semana pasada se decomisaron alrededor de 270 kilogramos de productos de origen animal que eran transportados de manera oculta sin los requisitos necesarios para garantizar su inocuidad y consumo.
Durante las inspecciones que se realizaron en el Puesto Puente Dique Catriel un vehículo tipo furgón intentó evadir el control, pero Gendarmería lo escoltó de regreso. Esto ocurrió porque, al revisarlo, el personal descubrió un doble piso construido debajo de los asientos de pasajeros.

En ese lugar el conductor ocultaba 9 bolsas en las que llevaba aproximadamente 70 kilos de menudencias crudas sin ningún tipo de documentación sanitaria ni condiciones de higiene y refrigeración adecuadas. Sobre este vehículo pudieron verificarse, además, antecedentes en infracciones similares.

Algunas horas después, se detectó el ocultamiento de unos 200 kilogramos de carne bovina con hueso –mercadería que tiene el ingreso prohibido a la región– que se transportaban dentro de bolsas plásticas colocadas debajo de los asientos de un vehículo tipo pick up.

En ambos casos, los infractores se dirigían desde 25 de Mayo hacia Catriel. El total de los productos mencionados fue decomisado y destruido en cumplimiento de la normativa sanitaria vigente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.