radio fm

Poner PLAY y escuchar FM ALAS 95.1

A más de siete años de la sanción de la Ley de Medios de Comunicación Audiovisual de la democracia, en Río Negro el efecto práctico en la regularización de la gran cantidad de emisoras de amplitud modulada o de frecuencia modulada es virtualmente nulo. La mayoría de las emisoras sigue emitiendo sin licencia. Aun así, el criterio que se sigue es el de promover que el proceso sea gradual, y sólo se secuestran equipos en los casos de graves transgresiones que generen interferencias con aeropuertos, que pueden derivar en riesgo para el tráfico de aviones, como ocurrió días atrás con una emisora de Luis Beltrán.

La delegada del Ente Nacional de Comunicaciones -Enacom- para Río Negro, Roberta Scavo, asegura que hoy no puede afirmar a ciencia cierta cuántas radios funcionan en la provincia. “De lo que sí estoy segura es de que la gran mayoría de las emisoras que hoy está al aire no tiene licencia. Y hablo de no menos del 60 ó 70 por ciento del total. Porque la gran mayoría pone una radio y después pide la autorización, cuando el trámite debe ser al revés”.

 

Éste es el diálogo que Roberta Scavo tuvo con Confluencia Digital sobre el tema:

R.S.: “Mucha gente está confundida porque, si bien con la Ley de Medios se hizo un censo y se buscó regularizar, no se avanzó. Sólo se hizo un censo. Y esto trajo una consecuencia negativa: mucha gente se confundió. Creyó que cumplir con ese censo ya era cumplir con el registro. Ahora estamos aclarando que no se participó de un concurso, no se enviaron los formularios y, por lo tanto, no se cumplió con la ley. Pero muchos no están actuando de mala fe, sino que están confundidos.

C.D.- ¿Y con ese censo no se puede saber cuántas radios hay?

R.S.- En realidad no. Porque algunas radios están anotadas por el nombre del propietario, otras por el nombre de fantasía y otras por el dial donde estaban. Algunas están anotadas dos o más veces, una vez por cada socio. Y esto ocurre en todo el país. Y nos encontramos con muchas que habían iniciado el pedido de licencia y estaban muy demorados. Había una habitación llena de expedientes. Algunas las hemos estado completando y acelerando. Se otorgó la licencia a una radio de Villa Regina, a otra de la municipalidad de Cinco Saltos, a Antena Libre de Roca que no le faltaba casi nada.

C.D.- ¿Y cuál fue el motivo por el cual se secuestraron los equipos de la Radio Show de Luis Beltrán?

R.S.- En ese tema actuó directamente la CNC de Nación. Dos meses antes se le había intimado al propietario, explicándole que estaba operando con altísima potencia y en una frecuencia que interfería con las comunicaciones del aeropuerto de Ezeiza. El propietario desoyó la instrucción de apagar el equipo y lo que hizo fue cambiar de frecuencia y seguir operando.

C.D.: ¿Qué tiene que hacer una radio para adecuarse a la ley?

R.S.- Tiene que hacer una nota dirigida a mí o directamente al Enacom de Nación pidiendo la apertura de un concurso público para la localidad, sea de AM o de FM. Esto sienta un precedente de que el medio se quiere adecuar. Este año se quiere empezar a abrir concursos en todas las localidades. Y se va a hacer a demanda. La radio pide el concurso, el organismo evalúa y llama a concurso público. Ahí hay que inscribirse y llenar unos formularios, pero son cuestiones de forma. Cuando el organismo empieza a contemplar quién es el solicitante, pide la carpeta comunicacional -de la propuesta que se tiene- y la carpeta de solvencia. Porque se vio que había pedidos de frecuencia por las dudas, o para que la manejen otras personas. Si uno pide un medio hay que tener recursos para comprar la potencia, para poner la antena…

C.D.- Pero esto no rige para las que ya están emitiendo, porque ya tienen los equipos, la antena instalada…

R.S.- Si ya están funcionando tienen que adecuarse. Yo trato de hablar con todos, les digo que en las notas de pedido de apertura de concurso digan que tienen preferencia por la frecuencia en la que ya están funcionando. Porque se sabe que para quien ya está operando, cambiar la frecuencia implica un costo y un problema.

C.D.- Es más difícil para quien tiene transmisores viejos, en los que la frecuencia está determinada por el equipo.

R.S.- Claro. Me ha pasado con una radio, que no se presentó en los dos concursos que se abrieron en Choele Choel porque se abrió en frecuencias distantes de la que hoy ocupa.

C.D.- ¿Y quién determina en qué frecuencias se abren los concursos?

R.S.- El que rige el espectro de frecuencias en Río Negro es el Centro de Control de Neuquén.

C.D.- ¿Entonces la interferencia entre radios o con aeropuertos no es competencia del Enacom?

R.S.- Sí, también nos compete revisar si hay interferencia entre radios o con aeropuertos, porque el Enacom es la fusión entre lo que era la CNC y el AFSCA. El tema de las interferencias es lo que nos da más trabajo. Si los dos medios en colisión son clandestinos, es decir que operan sin licencia, lo ideal es que se pongan de acuerdo entre ellos. Si son los dos legales, es fácil arreglarlo a través del Centro de Control porque les mide la potencia y les ayuda a corregir la frecuencia.

C.D.- ¿Qué costo representa para una radio adecuarse a la ley?

R.S.- Depende de los equipos que tenga, de la antena… Para los que tienen equipos modernos es más fácil. Algunos están pasados de antena, tienen antenas viejas, que barren todo el espectro. Los hemos contactado con empresas de Buenos Aires que asesoran y venden equipos nuevos, que les facilitan adecuarse.

C.D.- En muchos casos tienen que cambiar el transmisor.

R.S.- Si, en algunos casos sí. Hay una línea de financiamiento para medios comunitarios, ongs, per no está disponible para medios estatales, ni comerciales ni de la Iglesia. Está muy buena para quienes no tienen recursos. Permite financiar la producción de programas y el papeleo, pero tiene que ser sin fines de lucro. Radio Encuentro de Viedma lo hizo así. Hay una radio de Allen de pueblos originarios, que también está usando esta opción.

C.D.- ¿El trámite de legalizar la licencia suele tardar?

R.S.- Suele tardar bastante. De las que sacamos ahora, algunas carpetas venían de hace seis años. En cambio, salen bastante rápido las licencias para los municipios, porque tienen ya asignada una frecuencia, y eso es muy sencillo. Estamos sacando varios trámites de municipios de la Región Sur, para los cuales es muy importante contar con un medio de comunicación.

C.D.- ¿Qué otra tarea realiza el Enacom?

-R.S.- Fiscalizamos medios. Hasta ahora sólo se fiscalizaban las radios de Viedma y ahora nos corresponde toda la provincia, pero sólo puedo fiscalizar los medios que tienen licencia, porque los demás para el organismo no existen. Entendemos que es una injusticia, porque justamente vigilamos a los que cumplen.

C.D.- ¿Se analiza tomar alguna medida compulsiva para que las radios se adecuen a la ley?

R.S.- La idea es asesorar, ayudar en el proceso. Yo trato de ir en persona, llevarles los formularios, les entrego una nota tipo para que vean cómo deberían pedir el llamado a concurso. Pero el tema es serio. En el país hay seis zonas de conflicto y una de ellas es el Alto Valle de Río Negro. El problema es que son grandes ciudades, hay mucha población concentrada en poca superficie y que la geografía del Valle hace como si fuera un tubo, y todas las frecuencias quedan como pegadas una con otra. Eso no sucede en Viedma. En el Valle están una encima de la otra, el mapa del espectro de frecuencias es como una mancha, todo saturado. Y es difícil adecuarlo. No pueden estar conviviendo la cantidad de radios que están. Nadie quiere cerrar un medio, pero es muy difícil adecuar a todos.

C.D.- ¿Cuál es el problema mayor?

R.S.- Que hay muchas emisoras que operan pasadas de potencia, pasadas de antena. Ayer, una radio de Cipolletti se metió en el espectro de 4G de Movistar, y creó un problema terrible. Tiene un equipo viejo, ya compró el nuevo pero todavía no lo cambió. Estamos trabajando, tanto en lo que respecta al AFSCA como de la CNC. Son como dos mundos aparte. Porque desde la CNC, también tenemos control sobre telefonía satelital, sobre antenas de taxis, y sobre la telefonía fija, La gente reclama, y mucho, por suerte. Porque se sigue el trámite, y hemos logrado varias sanciones.

C.D.- ¿Cuáles son las prioridades?

R.S.- Mejorar las condiciones en los lugares donde no hay ninguna comunicación. En Paso Córdoba no anda ninguna antena de celular. Quiero conseguir una de Claro para Playas Doradas. Conseguimos una antena de telefonía móvil para Jacobacci, y otra para Clemente Onelli, el año pasado. En los parajes de la Región Sur se instaló el SSTLV, que es un teléfono público gratuito donde no llegan los celulares, pero cuando se rompe alguno la gente no tiene cómo comunicarse. Y en eso trabajamos mucho con las comisiones de fomento de Provincia. Además, estamos siguiendo el tema de la instalación de la fibra óptica, que está haciendo Arsat, que se está ampliando en la Región Sur. La fibra óptica es una bendición para los lugares donde no hay nada. En Aguada de Guerra, tienen que viajar kilómetros y kilómetros para pagar un impuesto. En la región sur lo único que les anda es el whatsapp. Y la gente te agradece cada gestión. Hay mucho qué hacer, pero eso nos da satisfacción y ánimo para seguir.

 

Fuente: (Confluencia Digital)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here