El agua comenzó a cotizar el pasado 14 de diciembre en el mercado de futuros de materias primas de Wall Street, como un commodity más como el petróleo, el oro o los granos, debido no solo a su importancia estratégica, sino a su escasez en el planeta. Una noticia que pasó casi desapercibida para el público común pero no para los expertos.

A pesar de que la mayoría de la superficie de la tierra es agua, apenas el 3,5% del total del agua es dulce, el resto es de mares y océanos. El precio del vital líquido fluctuará tal como lo hacen otros commodities, según informó CME Group. que lanzará contratos futuros vinculados con el agua, con referencia del precio contado de California, un mercado de 1,100 millones de dólares.

El precio de los futuros del agua en California comenzó cotizando a unos 486,53 dólares por acre-pie, que equivalen a 1.233 metros cúbicos.

Dada su escasez y su importancia para la vida humana, el agua se ha convertido en un elemento estratégico tanto para la subsistencia como para su aplicación en la producción de alimentos. El precio del agua en California se ha duplicado en el último año, según el índice Nasdaq Veles California Water In dex que elabora el CME Group.

Esta comercialización de un recurso vital para el desarrollo humano ya genera preocupación y advertencia en grupos ambientalistas y de los países en desarrollo.

La discusión

Expertos aseguran que su llegada al mercado de materias primas permitirá una mejor gestión del riesgo futuro vinculado con este bien. Sin embargo, para otros expertos ambientalistas y preocupados por el desarrollo sustentable es la mejor evidencia que las advertencias sobre el agotamiento de recursos vitales para el ser humano y la degradación del medioambiente podrían hacer inhabitable nuestro planeta tan pronto como en el 2080.

Sus defensores aseguran que los contratos de agua a futuro permitirán a los agricultores e inversores protegerse o apostar por el potencial de escasez de agua, según señala la agencia Bloomberg.

Una de las características de los contratos de futuros del agua es que se liquidarán financieramente. Esto significa que los compradores de los contratos que se mantengan hasta el vencimiento no serán recibidos con una entrega de millones de galones de agua como lo harían con otros futuros basados ​​en productos básicos como el petróleo y los cereales.

En otras palabras, el contrato se perfecciona solo por el cumplimiento de las condiciones y el plazo, sin entrega física del bien, según explicó el sitio Business Insider que señala a Michael Burry, uno de los que predijo la crisis financiera de 2008, como uno de los potenciales inversores en los contratos de futuros de agua.

Burry, que alcanzó aún mayor notoriedad tras el film conocido como “The Big Short” (La gran apuesta), destacó que “el agua será una de mis principales ideas de inversión luego de la gran crisis financiera de 2008, ya que la demanda de este recurso natural seguirá aumentando a medida que la oferta cae debido al crecimiento de la población y el cambio climático”.

Para los expertos en mercados de futuros, los agricultores probablemente utilizarán los contratos de agua más que los inversores, ya que buscan cubrir sus costos de insumos en un entorno climático cada vez más incierto, según Business Insider.

Según CME Group, agricultores, fondos o municipios podrán protegerse o especular ante los cambios en el precio del agua. Los nuevos contratos permitirán una mejor gestión del riesgo asociado a la escasez del agua y realizar una mejor correlación entre oferta y demanda en los mercados.

Estos contratos son los primeros de su tipo en Estados Unidos y fueron anunciados en septiembre, cuando la costa oeste del país fue devastada por el calor y los incendios forestales. Según Bloomberg, están destinados a “servir como protección para los mayores consumidores de agua de California contra la subida de los precios y como indicador de escasez para los inversores de todo el mundo”.

China y Estados Unidos son los principales consumidores del mundo de agua, y unas 2.000 millones de personas viven en países con graves problemas de acceso al agua.

Problema global

De acuerdo con un informe de la ONU, se calcula que en los próximos años, dos tercios del planeta podrían experimentar escasez de agua y millones de personas se verán desplazadas por ello. La insuficiencia del vital líquido está relacionada con la explotación excesiva de este recurso por el sector primario, la industria y el consumo humano, así como el cambio climático.

En este sentido, y en la misma línea, el director global de Productos de Renta Variable en CME Group, Tim McCourt, dijo que “dado que se espera que casi dos tercios de la población mundial enfrente escasez de agua para 2025, la falta del líquido presenta un riesgo creciente para las empresas y comunidades de todo el mundo”, ya que este valor podrá ser usado como referente para el resto del mundo en los mercados del agua. Para lo expertos, esta sola posibilidad debiera ser un alerta para gobiernos y habitantes de todo el mundo para racionalizar el manejo del recurso.

7 / 100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.