Poner PLAY y escuchar FM ALAS 95.1

Cuestionar la importancia que tienen los casinos en nuestra sociedad es de ser un poco inocente. Los casinos son un fenómeno global con nombre propio. Así lo demuestran las decenas de competiciones y torneos que se organizan anualmente y que despiertan mucho interés entre profesionales y aficionados. Las cifras de participantes, espectadores y dinero hablan por sí solas, como también lo hace que el cine haya encontrado en esta opción de ocio una temática recurrente.

No cabe duda que un fenómeno de estas dimensiones tenía que adaptarse también a las nuevas circunstancias: la era de Internet. Los últimos años, los casinos online también han conseguido fidelizar a un público que ve, en las plataformas en línea, muchas más ventajas. Estos sitios web tienen la capacidad de acercar los juegos de apuestas a más gente, resultan muy cómodos y prácticos y además les sirven a los profesionales a prepararse para el próximo torneo en vivo.

El caso de América Latina es muy particular. Mientras que en otros continentes como Europa, el progreso de la industria ha sido bastante regular en todos los países, en Latinoamérica hay diferencias importantes entre un estado y otro. Esto se debe, principalmente, a una regulación desigual que favorece el juego de apuestas en ciertos lugares y en otros no. El vacío legal que existe con los casinos online, en cambio, sí que ha permitido su popularización de forma más uniforme.

Colombia es un ejemplo a parte, ya que es el único país latinoamericano donde sí que está regulado el juego en línea. La primera licencia fue concedida en 2017 y poco después ya podían disfrutarse todos los juegos típico de casino por Internet.
Su modelo de éxito podría servir de ejemplo en otros países como Perú, que podría ser el siguiente país en ofrecer un marco legal positivo para este entretenimiento que cada vez gana más adeptos dentro y fuera de Latinoamérica.

La situación que se vive en Argentina es algo más compleja. Aunque el gobierno estatal ha intentado varias veces ilegalizar esta práctica, la gran afición que tienen los ciudadanos es más fuerte y no parece probable que páginas tan populares como JackpotCity vayan a cerrar sus puertas en el país. También vemos esa misma popularidad en Chile, donde llevan implantados mucho tiempo y donde el sector de los casinos online no ha parado de ganar en importancia.

Aunque la situación de los casinos online es diferente en cada país de Latinoamérica, es incuestionable la importancia creciente que tiene el sector de los juegos en todo el continente. Colombia es claramente el caso de éxito más destacable, seguramente porque se beneficia de una legislación que le va a favor. Pronto podrían seguirle otros estados latinos donde la afición al juego de apuestas por Internet ya es muy presente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.