Catriel (C25N) La comunidad educativa en pleno junto al gremio (UNTER) realizaron un abrazo simbólico al colegio en demanda de soluciones a los problemas edilicios y volvieron a pedir por una escuela nueva. El Intendente se comprometió a seguir gestionando.

Directivos, alumnos, docentes, padres, vecinos y gremio, marcharon en reclamo de condiciones dignas para enseñar y aprender.

La directora del establecimiento Blanca Fernández, fue quien encabezó el reclamo y al hacer uso de la palabra lamentó haber sido sancionada por haber suspendido las clases.

cofre-esc204

“No se puede poner en riesgo la seguridad de ningún chico ni personal de la escuela. Es decisión de la dirección preservar el valor de la vida y la seguridad de las personas que concurren a la institución. Sin un lugar adecuado y seguro no se puede garantizar el valor de la educación”. Expresó la directora quien había mantenido una acalorada discusión con la supervisora que pretendía que no se suspendan las clases.

johnston-esc204

Dos madres hablaron en representación de los padres y expresaron conceptos relacionados con la larga lucha que llevan ante todos los gobiernos para lograr que se avance en la construcción de una escuela nueva. “Gracias a la lucha, hoy tenemos un proyecto en movimiento. Quizás no se logró lo que todos queríamos, una escuela nueva, pero creo que si todos hubiéramos apoyado en la lucha por ahí lo hubiéramos logrado. Logramos la ampliación y remodelación porque movimos a más de uno de su escritorio. Debemos exigir a nuestros representantes que los elegimos para eso, para que gestionen y debemos saber que los ciudadanos tenemos deberes, derechos y obligaciones…..el estado tiene la obligación de ofrecer un lugar digno para la educación de la sociedad. Hoy no lo está haciendo….” Expresaron

 

El gremio UNTER encabezado por el secretario general Julio Oliva expresó su solidaridad con la comunidad educativa y exigió a la Ministra de Educación Mónica Silva su presencia inmediata en la localidad para ver el estado en que se pretende dar clases.

Luego los participantes se dirigieron hacia el municipio local para entregar el informe realizado por Bomberos Voluntarios del incendio ocurrido el pasado 15 de agosto afectando  gran parte del techo y mampostería del edificio. Fueron recibidos por la secretaria de gobierno Elizabeth Cofré y minutos después por el intendente Johnston quien les explicó sobre la soluciones emprendidas por el municipio comprometiéndose, (tal lo solicitaban los padres), a concurrir este jueves por la mañana al local escolar para ver el estado del ismo luego del siniestro.

“Yo voy a concurrir a la escuela con mucho gusto pero debo decirles que no soy yo la persona que toma las decisiones si hay que dar clases o no. Para eso deben venir técnicos de educación y personal capacitado. Yo lo que les puedo decir que hemos hecho todo lo posible para que tengan una mejor escuela y mi compromiso es seguir gestionando para que los chicos estén mejor. Me duele mucho que tengan que perder días de clases”. Expresó Johnston

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.