Nogueira Seleccion

USHUAIA, Tierra del Fuego.- Frío, lagos, montañas. El partido entre Argentina XV y Chile se jugó en un entorno conmovedor. Una novedad para la gran mayoría de los jugadores, menos para uno. Ayer, en el equipo que dirige Felipe Contepomi debutó Facundo Nogueira, el único patagónico. Aun con los casi 2000 kilómetros que separan a esta ciudad de Cipolletti, de donde es oriundo y donde juega en el club Marabunta, el medio-scrum se sintió local en el impactante marco que proporciona la ciudad más austral del mundo.

La irrupción de un jugador de aquellas latitudes en un seleccionado nacional es toda una novedad. Marabunta, que acaba de conseguir un valioso ascenso al Top 8 del torneo de Cuyo, ya había proporcionado un jugador a los Pumas, aunque de manera indirecta. Tomás Solari, que se cansó de quebrar in-goals con la camiseta de Hindú y acumuló siete caps en los noventas, se formó allí y hoy contribuye con las divisiones infantiles.

Nogueira, de 24 años, había estado durante los 80 minutos en el banco en el estreno, contra Estados Unidos, y al ser titular en el 57-12 contra Chile por la 2ª fecha del Americas Rugby Championship se convirtió en el primer jugador en pasar directamente de Marabunta a un seleccionado argentino.
“Felipe [Contepomi], Tomi de la Vega, Joton [González], en quienes me apoyo mucho, me transmitían serenidad y me decían que no prestara atención a los gritos de afuera, que tenía que estar tranquilo y pensar en el juego. Me lo repitieron todo el día desde que me levanté, pero fue inevitable entrar nervioso”, reconoció el back de 24 años. “Después me solté un poco más. Quiero tener más minutos para ir ganando confianza”, amplió.

-¿Cómo llegó la convocatoria? ¿La esperabas?

-Me llamó Felipe. No podía creerlo. Me contó cómo iba a ser todo. Teníamos que llegar preparados porque íbamos a arrancar en pleno. Así que en esas tres semanas hice una buena preparación en lo físico, llegué bien a los entrenamientos, y estamos practicando duramente. Creo que viene a raíz del buen año que tuvo mi club. Marabunta estuvo laburando bien en estos últimos años y ascender fue un logro muy grande. Eso hizo que adquiriera cierta trascendencia, y se dio esto. Vengo de tres semanas de aprender un montón con estos chicos, que son unos cracks, para después llevarlo al club.
-¿Cómo te sentiste?

-Bien. Cuesta cambiar el chip, ya que en el club juego de otra forma, pero de a poco voy soltándome.

-¿Qué tan grande es la diferencia entre el ascenso del torneo cuyano y el segundo seleccionado argentino?

-Enorme, gigante. Se nota mucho. Ritmo, zona de contacto… Acá todo el mundo sabe cómo pararse en la cancha, cómo correr, cómo entrenarse, cómo comer. En el nivel en que juego cuesta más. Cuando llegué sentí mucho el cambio.

-¿Cambió tu forma de encarar tu carrera? ¿Pensás que podés meterte de lleno al rugby?

-Obviamente, lo pienso, pero no quiero subirme a ninguna nube. Hasta antes de venir no lo pensaba, ahora quiero disfrutarlo y cuando me vuelva al club voy a tratar de transmitir lo que vengo aprendiendo, para crecer allá. Espero tener un buen año en Marabunta, en principio. El resto puede aparecer con base en el laburo que haga.

-¿Cómo tomaron en el club tu convocatoria?

-Todo el tiempo me expresan felicidad. Están más contentos que yo. Me mandan mensajes todos los días, están siempre encima queriendo saber qué me pasa. Veo una explosión en Marabunta que nunca había visto. Estoy muy contento por el apoyo.

-¿Llegaste a jugar contra Gonzalo Bertranou, de Liceo de Mendoza?

-En menores de 16 tuve una concentración en Mendoza, éramos los medio-scrums. Después él pasó el primer filtro, y yo, no.

-¿A quién admirás?

-Me gusta la forma en que él juega, está en un muy buen nivel física y técnicamente. Me gusta el tipo de jugador que es. Pero el que más me gusta es Tomás Cubelli. Es picante, aguerrido, fuerte en la zona de contacto, va al frente. Me siento identificado con su juego.
olletti a un seleccionado
Nogueira (a la izquierda) ya lanzó el pase; fue durante el encuentro del sábado ante Chile, en Ushuaia
Nogueira (a la izquierda) ya lanzó el pase; fue durante el encuentro del sábado ante Chile, en Ushuaia Crédito: Flickr UAR
Alejo Miranda SEGUIR
5 11 de febrero de 2018
USHUAIA, Tierra del Fuego.- Frío, lagos, montañas. El partido entre Argentina XV y Chile se jugó en un entorno conmovedor. Una novedad para la gran mayoría de los jugadores, menos para uno. Ayer, en el equipo que dirige Felipe Contepomi debutó Facundo Nogueira, el único patagónico. Aun con los casi 2000 kilómetros que separan a esta ciudad de Cipolletti, de donde es oriundo y donde juega en el club Marabunta, el medio-scrum se sintió local en el impactante marco que proporciona la ciudad más austral del mundo.

La irrupción de un jugador de aquellas latitudes en un seleccionado nacional es toda una novedad. Marabunta, que acaba de conseguir un valioso ascenso al Top 8 del torneo de Cuyo, ya había proporcionado un jugador a los Pumas, aunque de manera indirecta. Tomás Solari, que se cansó de quebrar in-goals con la camiseta de Hindú y acumuló siete caps en los noventas, se formó allí y hoy contribuye con las divisiones infantiles.

Nogueira, de 24 años, había estado durante los 80 minutos en el banco en el estreno, contra Estados Unidos, y al ser titular en el 57-12 contra Chile por la 2ª fecha del Americas Rugby Championship se convirtió en el primer jugador en pasar directamente de Marabunta a un seleccionado argentino.

 

“Felipe [Contepomi], Tomi de la Vega, Joton [González], en quienes me apoyo mucho, me transmitían serenidad y me decían que no prestara atención a los gritos de afuera, que tenía que estar tranquilo y pensar en el juego. Me lo repitieron todo el día desde que me levanté, pero fue inevitable entrar nervioso”, reconoció el back de 24 años. “Después me solté un poco más. Quiero tener más minutos para ir ganando confianza”, amplió.

-¿Cómo llegó la convocatoria? ¿La esperabas?

-Me llamó Felipe. No podía creerlo. Me contó cómo iba a ser todo. Teníamos que llegar preparados porque íbamos a arrancar en pleno. Así que en esas tres semanas hice una buena preparación en lo físico, llegué bien a los entrenamientos, y estamos practicando duramente. Creo que viene a raíz del buen año que tuvo mi club. Marabunta estuvo laburando bien en estos últimos años y ascender fue un logro muy grande. Eso hizo que adquiriera cierta trascendencia, y se dio esto. Vengo de tres semanas de aprender un montón con estos chicos, que son unos cracks, para después llevarlo al club.

 

Facundo Nogueira tuvo su bautismo en Argentina XVFacundo Nogueira tuvo su bautismo en Argentina XV Crédito: Flickr UAR
-¿Cómo te sentiste?

-Bien. Cuesta cambiar el chip, ya que en el club juego de otra forma, pero de a poco voy soltándome.

-¿Qué tan grande es la diferencia entre el ascenso del torneo cuyano y el segundo seleccionado argentino?

-Enorme, gigante. Se nota mucho. Ritmo, zona de contacto… Acá todo el mundo sabe cómo pararse en la cancha, cómo correr, cómo entrenarse, cómo comer. En el nivel en que juego cuesta más. Cuando llegué sentí mucho el cambio.

-¿Cambió tu forma de encarar tu carrera? ¿Pensás que podés meterte de lleno al rugby?

-Obviamente, lo pienso, pero no quiero subirme a ninguna nube. Hasta antes de venir no lo pensaba, ahora quiero disfrutarlo y cuando me vuelva al club voy a tratar de transmitir lo que vengo aprendiendo, para crecer allá. Espero tener un buen año en Marabunta, en principio. El resto puede aparecer con base en el laburo que haga.

-¿Cómo tomaron en el club tu convocatoria?

-Todo el tiempo me expresan felicidad. Están más contentos que yo. Me mandan mensajes todos los días, están siempre encima queriendo saber qué me pasa. Veo una explosión en Marabunta que nunca había visto. Estoy muy contento por el apoyo.

-¿Llegaste a jugar contra Gonzalo Bertranou, de Liceo de Mendoza?

-En menores de 16 tuve una concentración en Mendoza, éramos los medio-scrums. Después él pasó el primer filtro, y yo, no.

-¿A quién admirás?

-Me gusta la forma en que él juega, está en un muy buen nivel física y técnicamente. Me gusta el tipo de jugador que es. Pero el que más me gusta es Tomás Cubelli. Es picante, aguerrido, fuerte en la zona de contacto, va al frente. Me siento identificado con su juego.

 

Por: Alejo Miranda (La Nación)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.