rio lote15

(LMC) – Ezequiel Rebolledo, de 21 años, fue acusado esta tarde por el femicidio de Agustina Atencio en Catriel.

La hipótesis principal que sostiene la fiscalía respecto del femicidio de Agustina Atencio de 17 años en Catriel indica que el acusado, Ezequiel Rebolledo, intentó seducirla mientras pasaban la tarde a la vera del río Colorado y –ante la negativa de la joven- la golpeó violentamente, la asfixió y la arrastró al agua. Por el momento, los resultados de la autopsia realizada al cuerpo de la víctima no son categóricos y resta llevar a cabo más análisis para determinar si murió por asfixia por sumersión o antes de ser arrojada al río.

En la audiencia de formulación de cargos por femicidio, que se llevó a cabo este miércoles a las 14.15 en los tribunales cipoleños, el fiscal a cargo de la causa, Santiago Márquez Gauna, explicó que “hubo violencia sobre el cuerpo de Agustina” y que las heridas provocadas serían compatibles con golpes de puño en el glúteo izquierdo y en la zona dorsal media subcutánea. Además, se pudo constatar que tenía heridas que serían de tipo defensiva en el brazo izquierda, con irrigaciones sanguíneas.

Por su parte, el representante del Ministerio Público Fiscal aseguró que –de acuerdo a múltiples testimonios y las grabaciones de las cámaras de seguridad – Agustina fue vista el 29 de febrero a las 15.10 circulando a bordo de una moto tuneada de 125 cc color negro junto al presunto femicida, quien era parte de su círculo de conocidos, en dirección al río Colorado.

 

A su vez, mencionó que una persona cercana a la víctima la vio pasar por el frente de su casa a bordo de la moto junto a un chico que vestía una gorra roja y ropa negra y que, minutos después de las 19, lo vio pasar nuevamente, pero esta vez solo. “Ante la preocupación, comenzó a llamar a Agustina y nadie atendió, perdiendo todo contacto con ella”, agregó Márquez Gauna.

En tanto, un testigo aseguró haber visto a Agustina y Ezequiel pasando la tarde juntos en el río, pero que en un momento determinado llegaron algunos de sus amigos y no pudo ver más nada, sólo escuchó el arranque de la moto. El cuerpo fue hallado el 3 de marzo por la mañana a 300 metros del lugar en el que había estado junto al imputado. De acuerdo a la hipótesis de la fiscalía, Rebolledo se “aprovechó de la situación de vulnerabilidad de la joven por la superioridad física”.

violencia de genero 144 - Catriel25Noticias.com

La moto de Ezequiel fue la clave

Las grabaciones de las cámaras de seguridad no sólo permitieron ver a Ezequiel y Agustina juntos dirigiéndose hacia el río Colorado, sino también las características de la moto del acusado, que coincidían con las descripciones de los testigos. La misma había sido tuneada; tenía ruedas particulares y el volante modificado.

Este dato fue el que permitió al Ministerio Público Fiscal dar con su identidad, ya que consultaron a todos los talleres de la zona que se dedican a este tipo de trabajos para saber si conocían al imputado, hasta que uno de ellos lo reconoció.

La autopsia, sin conclusiones categóricas

El fiscal Márquez Gauna indicó que la autopsia al cuerpo de Agustina fue muy compleja, ya que permaneció un largo período de tiempo en el agua y expuesto a altas temperaturas. No obstante, confirmó la presencia de múltiples golpes provocados cuando la joven aún estaba con vida, pero resta determinar si murió por asfixia por sumersión o no.

Por el momento, el médico forense que realizó el procedimiento en la morgue judicial en General Roca, Marcelo Uzal, indicó que existiría la presencia de dos síntomas compatibles con la asfixia por sumersión, siendo uno de ellos el exhaustivo esfuerzo que realizó para respirar sobre la base del cráneo.

No obstante, todavía no se pudo determinar la existencia de líquido en los pulmones, pero sí se tomó una muestra del esternón completo para determinar si ingresó agua en el cuerpo de Agustina, lo que permitiría saber si la asesinaron antes de ser arrojada al agua o si murió ahogada tras recibir múltiples golpes.

 

Sonia Martín dictó la preventiva

Hacia el final de la audiencia, la jueza Sonia Martín hizo lugar a la solicitud de la fiscalía de dictar la prisión preventiva, pero por el plazo de un mes, cuando el pedido había sido de cuatro.

 

Katia Giacinti – [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.