incendio-belisle

El incendio arrasó con centenares de hectáreas de campos, un galpón con más de 3.000 fardos de pastos y un camión. Había comenzado el viernes pero ayer, por el viento y las altas temperaturas, se propagó desde Chimpay a Belisle y cruzó la Ruta 22.

Bomberos voluntarios del Valle Medio tuvieron que combatir metro a metro el avance de las llamas de incendios de pastos y campos que literalmente sitiaron al pequeño pueblo de Belisle.

El fuego comenzó el viernes, pero el viento y las altas temperaturas lo hicieron incontrolable ayer, cuando se pensaba que había sido dominado. Así, en poco menos de cuatro horas se dispersó en tres focos de enorme intensidad. A su paso, arrasó con centenares de hectáreas de campos, un galpón con más de 3 mil fardos de pastos, un camión, y hasta provocó daños en una enorme casa ubicada en zona rural de Belisle. Avanzó sobre importantes establecimientos productivos desde Chimpay hasta llegar a El Caldero de la empresa Klepe, en Belisle. Aún no se han podido cuantificar los daños.

Ese fue el foco primario, y para controlarlo allí, ayer se trabaja con máquinas curadoras para que no siquiera avanzando. A la par, bomberos realizaban picadas contra fuego.

En tanto, en cercanías al pueblo del fortín avanzaron dos focos, divididos sólo por la ruta nacional 22. “Creemos que antes del mediodía el fuego pudo saltar la ruta y ahí comenzó a crecer de nuevo”, mencionó uno de los bomberos que combatían las llamas. Esto obligó a que por la alta concentración de humo, el tránsito fuera interrumpido por la policía en varias oportunidades, para evitar accidentes. Los cortes en la circulación hicieron que se formaran colas de vehículos.

También las calles paralelas a la ruta en Belisle, se poblaron de viajantes que prefirieron esperar a que menguara. “Estamos muy asustados porque el fuego esta muy cerca”, dijo Marcos Quinteros, vecino de Belisle, que tiene su vivienda, una gomería y un pequeño parador a metros de la ruta. El fuego llegó a metros de su casa. Allí, a paladas, con agua y sobre todo con mucho coraje bomberos voluntarios de Belisle, Chimpay y Choele impidieron que el lugar sufriera daños.

Diego Armando Fediricci, jefe del cuartel de Chimpay, y a cargo del operativo en el lugar mencionó “ayer a las 12 y media del mediodía recibimos un llamado en el cuartel de bomberos de Chimpay, dando aviso de incendio que se inició en el establecimiento Moño Azul. Esto se habría originado por lo que nos dicen, supuestamente, por una supuesta limpieza de un terreno para realizar una plantación de tomate. El viento, y las condiciones climáticas, más las chacras con mucha vegetación, muy sucias con mucha gramilla colaboraron. Fue así que comenzó a correr, ayudado por el viento, ayudado por la temperatura y se propagó hasta la entrada a “El Caldero”, donde estamos trabajando con contra fuegos”.

En números 50 bomberos voluntarios trabajaban en el lugar, de los cinco cuarteles que participan.

4 puestos de control policial se montaron en la 22: Chimpay, Chichinales, Choele y Belisle

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.