johnston-portezuelo

El Intendente Carlos Johnston anunció su postura a favor de la obra de Portezuelo del Viento, esta mañana, luego de recibir un informe por parte del presidente de COIRCO, Horacio Collado, donde se manifiesta que en el proyecto que se planea realizar en Mendoza, no habrá consumo de agua, ni tampoco está prevista ningún tipo de operación que genere un incremento de la salinidad.  

 

Ante la postura férrea de la provincia de La Pampa en oponerse enérgicamente a la obra Portezuelo del Viento y tras varias reuniones realizadas en 25 de Mayo donde el municipio conducido por Abel Abeldaño también se ha expresado en contra de la puesta en marcha de este proyecto, el mandatario catrielense Carlos Johnston se mostró distante a la negativa pampeana y hoy determinó dar el visto bueno, en una conferencia realizada en el edificio municipal, donde el jefe comunal estuvo acompañado por el ing. Daniel Petri, Intendente de Recursos Hídricos del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO); la Legisladora Provincial Viviana Germanier; y Federico López, Delegado del DPA.

 

Johnston fue muy concreto respecto a su tesitura en torno a la obra Portezuelo del Viento, «la posición del intendente es que si, dado a los informes que son muy convincentes, no traería ningún problema a las ciudades de Catriel y 25 de Mayo, todo lo contrario, traería beneficios».

 

Por otra parte fue muy crítico con el gobernador pampeano Carlos Verna, «acá hay una postura sesgada y muy intencionada del gobernador de La Pampa, quien me merece todo el respeto, pero creo que está equivocado».

 

“El informe que ha presentado el presidente del COIRCO presenta datos precisos y contundentes, sobre los beneficios de llevar adelante la obra de la represa, que regularía los caudales en la época de baja del agua, aumentando el caudal para el riego. Además, la salinidad de acuerdo a los estudios realizados no sufriría variables”.

 

“Quedan claros los tres puntos de conflicto que se planteaban: la salinidad, la autoridad de aplicación y el caudal del río, que no se va a ver afectado sino que va a generar un beneficio. Dije que hay que escuchar a los técnicos, a todas las provincias” aseveró el intendente de Catriel.

 

 

COIRCO

 

En tanto que el Intendente de Recursos Hídricos y representante de COIRCO por la provincia de Río Negro, Ing. Daniel Petri, indicó “se viene trabajando desde hace varios años, una vez finalizados todos los estudios pertinentes, se pone el tema al análisis de los gobernadores de Río Negro, Buenos Aires y Neuquén, quienes dieron su aprobación, sujeta a que se cumplimenten las normas de manejo de aguas y se realizará un estudio de impacto ambiental regional”.

 

El funcionario expuso como ejemplo la represa de Casa de Piedra, donde se llevaron adelante los mismos estudios y se siguieron los mismos pasos, «caso en el que tenemos una muy buena experiencia y esta obra tiene un esquema similar”.

 

“COIRCO es la autoridad en las normas de manejo de aguas y define los caudales mínimos, por lo que muchos de los miedos de la provincia de La Pampa quedan allí resueltos”.

 

“Esta obra viene ya prevista de los años 70, cuando se hace el estudio integral del Río Colorado y se aprueba junto al programa único de distribución de caudales y áreas bajo riego”.

 

“Para lograr el desarrollo económico en áreas bajo riego del país, se trabajó en una regulación completa de los cursos de agua, con una serie de embalses, entre los cuales está Portezuelo. En dicho programa, hoy por hoy, el único embalse importante que se logró construir fue Casa de Piedra, que le ha permitido a Buenos Aires y Río Negro, que están aguas abajo, poder regar en los años de extrema sequía. Siendo este el ejemplo más claro en el tema del agua, no nos vamos a quedar sin agua, sino justamente la vamos a poder regular de alguna manera para poder garantizar los usos aguas abajo”.

 

“En Catriel debe de haber del orden de las 10.000 hectáreas y no todas están bajo riego, no todas están siendo explotadas. Si  nos atenemos al plan originario que prevé para Río Negro unas 80.000 hectáreas bajo riego en la cuenca del Colorado, sería imposible hacerlo hoy con el estado de regulación que tenemos”.

 

“Por lo que si queremos pensar en desarrollar más hectáreas, en un escenario económico mejor, es indispensable tener un lugar, una obra para regular el río y que nos pueda abastecer, que almacene los caudales altos, para poder garantizar después los usos del agua cuando los necesitemos en las épocas de baja”.

 

“Por otro lado este tipo de obras, como son de una importante capacidad de embalse, cumplen un papel muy fuerte en la mitigación de caudales cuando tenemos crecidas muy importantes. En Catriel están expuestos a las crecidas del río en su forma natural y esta es una forma de regularlos para minimizar los daños”.

 

Finalmente, la Legisladora Provincial Viviana Germanier destacó la importancia de respetar “al ente interjurisdiccional que tiene el aval de años de trabajo, en el que confluyen autoridades políticas y técnicas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here