Kuky 2

(C25N) “Esta es la caminata de las Tres Américas” dice orgulloso  Martín Esteban Echegaray Davies, un excéntrico caminante de 60 años que arribó esta tarde a la ciudad de Catriel, luego de recorrer 3.000 km. Salió de la capital de Tierra del Fuego en Octubre y su meta es Alaska. Primero unirá las 23 capitales argentinas, y luego américa del sur, centro y norte.

 

El hombre es nacido y criado en Trelew, Chubut, descendiente de los primeros colonos galeses, “por eso me gusta la historia de mis ancestros” dijo en diálogo con “Radio Alas”, esta mañana, en una parada en el km 112 de la ruta nacional 151 (zona Medanito).

 

Esta odisea de caminar desde Ushuaia hasta Alaska, le demandará, según sus cálculos, unos tres años. Partió de la capital fueguina en octubre, y esta mañana arribó a la ciudad de Catriel, donde planea hacer noche, para posteriormente caminar con destino a Santa Rosa (La Pampa). En Argentina, en total,  piensa recorrer 28 mil kilómetros.

 

Martín es de profesión “jagüelero” y hace mucho que abre pozos de agua en la dura meseta basáltica patagónica. Aseguran que esto lo tiene acostumbrado a largas caminatas, soledad e inclemencias del tiempo. La familia, que está compuesta por su esposa, tres hijas y seis nietos, para quienes es “Kuky”, le “bancan sus locuras”.

 

“Mi familia está acostumbrada a que viajo, soy jagüelero, arreglo molinos, hago alambrados, pozos, siempre he salido de la casa, he estado muchos meses afuera” contó.

 

“Tengo mi esposa en Trelew, una hija en Comodoro Rivadavia (una hija), una hija en Trelew (dos hijos) y una hija en Puerto Madryn, tres hijos”, o sea tengo seis nietos”. Dijo el abuelo

 

En 2015, también caminó de Madryn a Rawson a buscar agua, como lo hacían los primeros colonos galeses. Fue en coincidencia con el sesquicentenario de la travesía que en 1865 desembocó en la fundación de “Trerawson” (pueblo de Rawson en galés), primer asentamiento de los galeses a orillas del río Chubut.

 

El caminante, más famoso como “Kuky”, ya ha hecho otras caminatas, como “Tras las huellas de Fontana y sus rifleros” entre 2015 y 2016, de 2.152 kilómetros en homenaje a la expedición del primer gobernador del Territorio del Chubut de 1885 que le demandó 110 días, con un ‘carricatre pilchero’ así lo bautizó Martín al transporte que lo acompaña, “es un catre de campaña que yo le agregue ruedas, igual llevo en el cartas, colchonetas,  lonas, todo, para poder dormir, comer, cambiarme”.

 

“Allí surgió la idea de hacer esta caminata más amplia, para mi es la caminata ‘Las Tres Américas'” dijo con orgullo.

Catriel25Noticias.com kuky-1-630x363 "Kuky". El abuelo viajero, pasó por Catriel Destacadas NACIONALES NOTICIAS SOCIEDAD

 

LAS TRES AMÉRICAS

 

El hombre comentó cuales son los objetivos de esta caminata:

 

Hará unos 10 mil kilómetros para unir las 23 capitales de las provincias argentinas, posteriormente, por La Quiaca, Jujuy, saldrá del país con destino final Alaska recorriendo América del Sur, Centro y Norte.

 

El aventurero ya caminó más 3.000 kilómetros. Salió de Ushuaia, el 31 de octubre. Pasó por Río Gallegos, Rawson, Viedma y Neuquén. La próxima capital, la sexta que visitará, será Santa Rosa, hacia donde ya está rumbeando por la ruta nacional 151.

 

“No permito yo que me lleven o me transporten, a no ser que sea una asado me lleven hasta la estancia y vuelvan”, bromea el caminante.

 

 

HISTORIAS EN EL CAMINO

 

Martín recorre unos 40 kilómetros por día. Y en sus descansos alimenta su cuaderno de viaje. Allí anota detalles de su aventura, como nombres, paisajes, situaciones que posiblemente sean motivo de alguna publicación. Como testimonio pide a las autoridades que le firmen y sellen el cuaderno como testimonio indubitable.

 

“Kuky” viaja caminando, tirando un carrito que pesa unos 120 kilogramos y que tracciona mediante unos arneses y dos mancuernas, lleva las banderas de Gales y la Argentina. “Es un catre de campaña que yo lo transformé en carro, por lo tanto es un ‘carricatre pilchero’ porque ahí llevo mis pilchas”, explica.

 

La figura de “Kuky” no pasa desapercibida y un detalle, cada vez que llega a un pueblo, se pone corbata, una manera de expresar su respeto al lugar. “La gente es solidaria, paran a darme agua o gaseosa. Este viaje lo subvenciono solo, pero cuando llego a un lugar la gente me ofrece sus casas y comida, tengo que rechazar ofrecimientos, yo solo pido donde bañarme y lavar la ropa. Los camioneros también me ayudan mucho. Hay gente que me quiere dar cosas que no puedo aceptar por el peso”, agregó.

 

 

TECNOLOGÍA – REDES SOCIALES

 

“Tengo facebook, youtube, hago mis propios videos, yo los trabajo. Manejo la computadora desde hace muchísimos años. Soy dibujante técnico” indicó.

 

 

CLIMA Y ESTADO DE SALUD

 

Las altas temperaturas reinantes en la región, que durante los últimos días han superado los 40°C, modifican en parte la organización del viaje según relata Martín “descanso un poco más, venía haciendo 40 km por día, pero después de Viedma afloje y hago 30 km por día”.

 

“No tengo ningún problema con mi salud, voy bien. Los tres mil kilómetros los pase en el km 70 de la ruta nacional 151, después estoy bien de físico, los pies, piernas, todo bien,”

 

 

SOLIDARIDAD

 

“La colaboración es mucha, pero ahora estoy pidiendo que no me traigan más galletitas, es tanta la gente que me van aportando que al final no puedo llevar tantas cosas”.

 

“Paro una noche o dos, solo para bañarme, lavar mi ropa, la principal para mi es que me den lugar para lavar mi ropa.

Acá en Catriel, hay como 5 familias que me quieren dar lugar” sostuvo agradecido.

 

“Uno aprende a tratar más a las personas, es característico entre una persona que vive y ha sufrido y una persona que vive en una oficina, uno los conoce cuando bajan del auto” dijo Martín.

 

 

“No me da miedo la ruta, yo no vine a accidentarme, vine a hacer mi travesía”. Concluyó Martín Esteban Echegaray Davies, el caminante patagónico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.