Sinohydro, la empresa de origen chino que se presentó en Mendoza para liderar el proyecto de construcción de Portezuelo del Viento, tiene como antecedente reciente la construcción de una mega represa en Ecuador a la que se le detectaron más de 8.000 fisuras, a menos de dos años de haber sido terminada, y sostiene en la actualidad un litigio con el gobierno de ese país por un elevadísimo aumento de los costos que demandó hacer la obra que fue inaugurada en 2016.

Así lo informó el diario digital Mendoza On Line, la empresa china que junto a las mendocinas IMPSA (Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA), Ceosa y Obras Andinas formó una Unión Transitoria de Empresas (UTE) que presentó la única oferta para construir «la obra del siglo» en Malargüe, está atravesando en ese país una «larga serie de procesos penales» que, entre otros, uno que abarca un escándalo de corrupción por el pago de sobornos que roza al actual presidente, Lenín Moreno.

 

El diario publicó ayer un extenso artículo sobre el tema luego de entrevistar al periodista ecuatoriano Fernando Villavicencio, que investigó el desembarco de las inversiones chinas en esa zona de Latinoamérica durante el gobierno del expresidente Rafael Correa.

El viernes 3 de julio, la apertura de los sobres presentados a la licitación -en realidad, una única propuesta- «dejó finalmente al desnudo las dudas surgidas en mayo acerca de la falta de transparencia en el proceso y, sobre todo, los antecedentes de Sinohydro en Ecuador derrumban el argumento que expuso el gobierno de Rodolfo Suarez para imponer requisitos tan duros en el pliego de licitación que terminaron impidiendo el acceso de empresas nacionales al proyecto», advirtió MDZ.

Los antecedentes recientes de una de las obras de Synohydro atentan contra la publicitada pretensión de darle máxima seriedad a todo lo relacionado con la obra.

En Ecuador, Sinohydro construyó la represa Coca Codo Sinclair, un dique de grandes proporciones que no para de producir malas noticias. «En 2002 ya advertimos que la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair – relató Villavicencio a MDZ- se estaba construyendo sin contar con estudios de ingeniería de detalle, lo cual es muy grave». La denuncia la hizo la empresa fiscalizadora de la obra.

En el año 2017 la Contaduría General del Estado ecuatoriano «determinó la existencia de 8.000 fisuras en la mayor obra de ingeniería construida por Sinohydro» y, más grave aún, una obra que tenía en 2010 un presupuesto inicial de 1.700 millones de dólares, «a la fecha le ha pasado una factura al Estado Ecuatoriano superior a los 3.000 millones de dólares», sostuvo Villavicencio, autor asimismo del libro «Made in China», que relata el impacto del desembarco de capitales asiáticos en su país.

«La obra debió haber sido construida para generar 1.500 megavatios y a penas está generando 600 y hay algo más grave: se produjo un enorme deslave y todos los estudios advierten que si continúan estos deslaves la propia central hidroeléctrica corre el riesgo de desaparecer».

-¿Es verdad que Coca Codo Sinclair se construyó, además, en cercanías de un volcán que está en actividad?

-Si quieres tener un elemento más grave, es que los estudios con los que construyó Sinohydro son de hace más de cuarenta años. No se percataron de actualizarlo, de advertir que hace veinte años se generó un terremoto por acción del volcán Reventador que cambió radicalmente el curso de los ríos. Ahora estamos viendo estas graves consecuencias: como no tienen suficiente caudal los ríos, apenas se puede generar menos de la mitad para lo que fue construida la presa y se advierte del peligro, según estudios de las últimas semanas, de que toda la central se vaya abajo. No solo estamos hablando de 8.000 fisuras, lo cual es demencial, sino que toda la central se puede venir abajo.

 

Una larga lista de denuncias.

Según detalló Villavicencio, la represa ecuatoriana está envuelta en graves denuncias de corrupción y de violaciones a derechos humanos y laborales.
«Para la construcción de Coca Codo Sinclair se firmaron los contratos tanto de líneas de crédito como de construcción de la obra en el año 2010 y aquí empieza el primer hecho de corrupción que hemos investigado: la negociación de esta línea de crédito y la firma del contrato con Sinohydro se realizó gracias a la intermediación del entonces embajador chino en Ecuador, Cai Runguo y el actual presidente de la República, Lenín Moreno, quien era vicepresidente de Rafael Correa».

«Hay más detalles -continuó Villavicencio-: se ha confirmado que un amigo del presidente Lenín Moreno, llamado Conto Patiño Martínez, recibió 18,3 millones de dólares en una empresa offshore llamada Recorsa, en Panamá y de esta empresa se transfirieron recursos a otra empresa creada en 2012 por el hermano del presidente Lenín Moreno. De esta cuenta bancaria se transfirieron recursos para la compra de un departamento en Alicante, España, de 136.000 dólares (en 2016) y en 2015 se adquirieron muebles de importantes cifras que llegaron a la casa de Moreno en Suiza, quien es ese entonces era representante de Naciones Unidas para las discapacidades».

 

«Sinohydro también está involucrada y acusada en la mayor trama de corrupción de Ecuador, que se llama Arroz Verde y que llevó al proceso penal por el que acaba de ser sentenciado Rafael Correa. Arroz Verde es una trama mafiosa de corrupción en la que se manejó un sistema de sobornos del estilo Odebrecht, desde la presidencia de la República, para captar recursos de las compañías contratistas, entre las que están Odebrecht y Sinohydro (empresa que habría aportado más de 2 millones de dólares a la campaña de Correa), entre otras».

Suárez habla de nueva propuesta.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, sostuvo ayer que seguirá adelante con el proceso de licitación de Portezuelo del Viento seguirá su proceso de licitación y anunció que presentará una nueva propuesta para dirimir las diferencias con otras provincias en la reunión del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) que se desarrollará la próxima semana.

Según publicó el diario El Sol, Suarez adelantó que los equipos técnicos han trabajado en una nueva alternativa que será presentada en la reunión de la próxima semana.
«Estamos en un proceso de laudo presidencial, pese a que seguimos adelante con la licitación. Estamos elevando una propuesta al presidente -Alberto Fernández- que las provincias de Neuquén y de Río Negro ven con buenos ojos. Si tienen que complementarse los estudios de impacto ambiental, que se complementen. Hay muy pocas objeciones a la obra, estamos dando toda la racionalidad», puntualizó el mandatario.
Suarez argumentó que las normas de manejo del agua para la represa que se ubicará sobre el río Grande en Malargüe ya están establecidas.

«Ahora decimos que no es exclusivo de Mendoza, que sea del Coirco, no tenemos problema», garantizó. Y volvió a apuntar: «Tiene una razonabilidad para que nadie pueda decir nada», afirmó el mandatario cuyano, en directa alusión a la provincia de La Pampa, que es la que más ha resistido el avance con esta represa.

 

alas giff1

995x150-PlanCastello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.