Luis Scola, leyenda del básquet y del deporte argentino, se retiró de la actividad profesional con la eliminación de la Selección Argentina ante Australia, por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

A 51 segundos del final del encuentro, Sergio Hernández lo reemplazó. Y tuvo su merecido reconocimiento: el partido se frenó y Luifa, dorado en Atenas 2004 y último en actividad de aquella histórica Generación Dorada, fue despedido entre aplausos por todo el estadio. Incluso por sus rivales australianos.

“Intento siempre apartarme de estas situaciones, es un golpe bajo. Estaba esperando que termine el partido. No sé muy bien. Terminó, ya está. Estoy un poco golpeado emocionalmente”, expresó Scola al finalizar el encuentro, en diálogo con TyC Sports.

En ese sentido, dejó en claro que lo impactó el reconocimiento de todas las personas que estaban en el estadio. “Estamos todos viviendo una situación muy especial. Ver a los rivales, periodistas, árbitros… Me golpeó un poco. Intenté apartarme de todo este tiempo y se me vino todo de golpe. Intenté mantener la compostura lo más que pude. Me voy en paz”.

Por último, Luifa Scola aseguró que “la Selección Argentina es mucho más que nombres su vez”. Y sentenció: “Le di mi máximo compromismo, mi máximo esfuerzo y los mejores años de mi carrera”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.