Tras una nueva reunión con CEPH y CEOPE, firmaron un aumento del 16,2% y un adelanto para compensar la caída del salario. Seguirán las reuniones desde marzo.

Después de una difícil negociación, los sindicatos petroleros y las cámaras empresariales alcanzaron un acuerdo. En concreto, el bono de $50 mil no regirá sino que será reemplazado por un aumento del 16,2% tomando el salario de febrero del 2020. Ese aumento también es el último que se les aplicó a los sueldos de los trabajadores en el marco de la paritaria del 2019.

Además, confirmaron fuentes sindicales a +e, se adelantó un pago de $30 mil para febrero, y no en marzo como estaba previsto. Para las paritarias que arrancan en marzo se acomodarán estas sumas no remunerativas que fueron quedando para recuperar el salario de los petroleros y su poder adquisitivo, el principal motivo de estas negociaciones y la queja mayor del sindicalista Guillermo Pereyra.

De esa fórmula, surge un equivalente a un aguinaldo no remunerativo que se pagará de manera inmediata a cada trabajador de la Cuenca Neuquina, explicó el gremio de base a través de un comunicado enviado apenas se firmó el acuerdo. Es así que se evitará fijar un límite en los ingresos a aquellos trabajadores que podrían percibir una suma superior. Este documento fue sellado por otros gremios de base, como el de Chubut a cargo de Jorge Ávila.

“Comenzamos el camino de la recuperación de la actividad. Ya tenemos 20 equipos trabajando y esperamos duplicar ese número entre marzo y abril”, dijo el secretario general Pereyra al finalizar el encuentro en el Ministerio de Trabajo. El líder de los petroleros privados de Vaca Muerta agregó que con este acuerdo “todos los compañeros volverán a sus puestos de trabajo y de esta manera comenzaremos a recuperar el poder adquisitivo de los ingresos”.

 

5 / 100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.