Inicio Destacadas Marzo trae consigo un fuerte golpe al bolsillo medio

Marzo trae consigo un fuerte golpe al bolsillo medio

376
0

Un fuerte impacto sobre el bolsillo promedio de las familias argentinas. Es lo que trae consigo el inicio del tercer mes del año. Con aumentos ya anunciados en tarifas de servicios, colegios, medicina prepaga y el descongelamiento de los alquileres, el salto en el nivel de gasto que enfrentan una familia tipo, se verá incrementado significativamente y de una sola vez en marzo, incluso por encima de lo que se espera será el registro de la inflación mensual.

El año 2020 finalizó con una inflación acumulada anual del 36,7%, lo que significó una reducción de 16% en relación al récord de 53% con que finalizó 2019. La parálisis que significó la pandemia en el segundo y tercer trimestre del año pasado fue clave para que la velocidad de los precios sea menor. No obstante en el último trimestre del año la inflación comenzó a correr nuevamente a un ritmo del 4% mensual, tendencia que se mantiene al inicio de 2021. Si ello no cambia, y el promedio de inflación al cierre de cada mes se ubica entre el 3,5% y el 4%, las proyecciones indican una inflación acumulada al final de 2021 de entre 55% y 60%.
Con ese escenario, es clave lo que suceda en marzo. Un mes que estacionalmente implica un fuerte salto en los precios, y que este año no será la excepción.

Definiciones políticas
Dos fueron las definiciones más importantes que dejó el Presidente Alberto Fernández en relación a la inflación, cuando el lunes pasado dio inicio al año legislativo en la apertura de sesiones ordinarias 2021 del Congreso de la Nación.
“La inflación es un fenómeno multicausal. Durante 2020 pudimos reducir 18 puntos la inflación que heredamos. Fue un primer paso” fue la primera, dejando en claro que en el seno del gobierno descreen del origen exclusivamente monetarista del crecimiento sistemático en el nivel general de precios. El mensaje entrelíneas, es que no habrá tapujos si fuera necesario acudir a la emisión tal como sucedió en 2020.

“Debemos hacer que los salarios crezcan y los salarios se estabilicen. Ninguna sociedad crece empobreciendo a los que viven de sus salarios. Nadie se salva solo, hay que coordinar esfuerzos para que el salario le gane a la inflación. Creemos en el diálogo”, fue la segunda. La sentencia del mandatario es un mensaje rector de lo que será la política antiinflacionaria este año. Se apostará al Consenso Económico y Social como herramienta de moderación para la puja distributiva, y se intentará contener en esa mesa conformada por empresarios, sindicalistas y actores sociales, las reivindicaciones salariales y la presión sobre los precios más sensibles de la canasta básica.

En el gobierno esperan que a medida que transcurran las diferentes rondas paritarias, la expectativa de incremento salarial se moldee en torno al 29% establecido como pauta inflacionaria en el Presupuesto 2021. Al mismo tiempo, intentarán acordar con los empresarios de los rubros más representativos del consumo masivo respecto a la dinámica de precios para este año.
Detrás de la segunda sentencia del Presidente se esconde otro dato: el consumo sigue representando en la actualidad el 70% del producto bruto interno (PBI). En pocas palabras, si lo que se busca es generar una reactivación significativa que ponga fin al ciclo recesivo que tiene lugar desde el primer trimestre de 2018, es imperativo recomponer el salario real, a fin de motorizar el consumo.

El golpe que viene para el bolsillo medio
Basta con un breve repaso por los ajustes en precios y tarifas que ya están anunciados para el mes de marzo, para encontrar una certeza: el primer trimestre del año culminará con un fuerte golpe al bolsillo de las familias de clase media. Con tal panorama, será extremadamente difícil que el gobierno logre en el tercer mes del año su objetivo de llevar el ratio mensual de inflación por debajo del 3%. En efecto, el conjunto de los aumentos previstos, muchos de ellos autorizados por el propio gobierno, establecen de antemano un piso mensual alto.

Grafico 1 7 3 - Catriel25Noticias.com

A continuación un breve resumen de los aumentos que se vienen.
• Medicina prepaga. El gobierno había autorizado en diciembre un incremento del 7% para las prepagas desde el mes de enero, y a fin de ese mismo mes decidió dar marcha atrás y dejar el aumento sin efecto. Finalmente el aumento llegará en marzo, pero será del 3,5%.
• Colegios privados. Las cuotas de los colegios públicos de gestión privada, están reguladas por el Consejo de Educación de cada jurisdicción provincial. Los aumentos oscilan entre el 10% y el 14% desde el mes de marzo.
• Televisión satelital y por cable. El Enacom autorizó a las operadoras a aplicar un ajuste del 7,5% en las tarifas de los abonos mensuales desde el mes de marzo.
• Internet. Las tarifas de los servicios de banda ancha o internet satelital, se ajustarán un 7,5% desde marzo. Hoy más que nunca se trata de un servicio esencial. la pandemia impuso el teletrabajo en innumerables sectores de la economía, y la vuelta a clases con un mix de presencialidad y virtualidad, impone la necesidad de contar con una buena conectividad hogareña.
• Telefonía móvil. Las tarifas de los abonos de teléfonos celulares se ajustarán un 5% en marzo. Se trata de otra de las herramientas que se han convertido en esenciales para el trabajo, las relaciones personales, la educación y el esparcimiento en medio de la pandemia.
• Alimentos. Durante los últimos tres meses, el nivel general de precios crece a un ritmo del 4%. El rubro alimentos en cambio, lo hace a un ritmo del 5% mensual, por encima del promedio del resto de los rubros. No hay razón para esperar un incremento menor en marzo.

combustible - Catriel25Noticias.com
• Combustible. Desde que inició el año, se han producido al menos cinco “micro” aumentos en el precio de los combustibles. Fuentes oficiales indican que la modalidad se mantendrá al menos hasta mayo. El aumento de marzo sería del 1,5%.
• Alquileres. A fines del mes de marzo culmina el congelamiento de alquileres y la suspensión de desalojos establecida por decreto en la segunda mitad del año pasado. El Ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, anticipó esta semana que la medida no será prorrogada nuevamente, y que la relación entre inquilinos y propietarios deberá comenzar a regirse por la nueva Ley de Alquileres. Los contratos de alquiler deberán ser registrados en Afip y los desalojos deberán pasar por el Ministerio de Justicia para la correspondiente mediación. Lo cierto es que viene un fuerte ajuste para los alquileres que se encuentran congelados. Lo más probable es que los propietarios intenten recuperar al menos en parte lo perdido en 2020, y cubrirse de cara a lo que resta del año. En esa línea, hay que esperar un ajuste que no sería menor al 30% desde marzo/abril.

alquiler 1 - Catriel25Noticias.com

Puesto en números
No hay nada mejor para entender la incidencia de los aumentos que se vienen, que explicar los mismos mediante un sencillo ejemplo.
Se toma como referencia una familia tipo de cuatro integrantes, con dos personas adultas y dos menores de edad. Ello implica que para el cálculo se tomará en cuenta el gasto en dos cuotas educativas, y en el abono mensual de dos teléfonos móviles.
Las estimaciones toman como parámetro una familia que tiene ingresos medios, que paga alquiler, cuyos hijos asisten a un colegio público de gestión privada, y que tiene un plan de medicina prepaga de gama media-alta. En este sentido vale aclarar que el ejemplo probablemente no sea representativo del conjunto de las familias, en tanto no todas las familias pagan alquiler, asisten a un colegio pago, o cuentan con obra social prepaga. Sirve sin embargo, para poner a la vista el fuerte golpe que se avecina para el bolsillo de miles de familias.
El gráfico que acompaña la nota resume los aumentos de cada ítem expresados en pesos, para el conjunto de la familia, y para el mes completo, señalando en azul el valor del bien o servicio hasta febrero, y en naranja el valor desde marzo.

Se aprecia así que por ejemplo un abono de televisión satelital que hasta febrero costaba $3.000, desde marzo costará $3.225, el servicio de internet de banda ancha pasará de $2.500 a $2.668, y el costo de mantener dos celulares de $4.000 a $4.200. En la misma línea, la cuota educativa para dos hijos pasará de $20.000 a $22.000 y el plan familiar de medicina prepaga, de $18.000 a $18.630. Pero sin duda el impacto mayor llega de la mano del aumento del alquiler. Una familia que hasta marzo paga $25.000, muy probablemente deba enfrentar desde abril un alquiler de al menos $32.500.

Si se suman todos los ítem, resulta que lo que hasta febrero era un costo mensual de $118.500, pasará a ser desde el mes de marzo uno de $131.133. Significa un golpe del 10,8% al bolsillo de la familia de clase media, de golpe y en un solo mes.

 

(Río Negro)

Artículo anteriorCatriel. Mujeres emprendedoras: Montó una planta de agua de mesa envasada
Artículo siguienteFin de semana con música y artesanos en Catriel

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.