Cinco Saltos – Se desató el escándalo en el nosocomio local tras darse a conocer los antecedentes de un Ginecólogo proveniente de Salta desarrollaba tareas como médico generalista en la ciudad d Cinco Saltos desde hacía 4 meses. También realizaba guardias en el hospital de Catriel, Allen y Fdez Oro.

El profesional fue denunciado y condenado por el delito de abuso sexual simple en esa provincia, además de estar inhabilitado para trabajar en salud.

Los mismos trabajadores del hospital local fueron quienes realizaron la investigación y denunciaron el hecho.

Ahora se investiga cómo fue que logró esta persona ingresar al Sistema de Salud de la Provincia de Rio Negro.

 

EN CATRIEL:

El médico mencionado realizaba guardias en esta localidad hasta os primeros días de febrero, viajando especialmente desde Cinco Saltos. Según se supo, debido a  la repercusión que ha tomado el tema, el profesional habría renunciado en las últimas horas.

Fuentes seguras, indicaron a (C25N) que en la última guardia, el Dr Orellana habría tenido inconvenientes al medicar inadecuadamente a un adolescente.

 

Que dicen en Salud:

Al respecto de la situación, el secretario de Gestión de Establecimientos de Salud, Daniel Aroca, explicó en diálogo con LM Cipolletti que el médico fue incorporado en noviembre de 2018 porque cumplía con todos los requisitos que se solicitan para el ingreso a la función pública y que el mismo no registraba antecedentes penales a nivel provincial ni nacional.

“Al momento del ingreso, todos los documentos eran normales. Él tiene título médico y no hay nada que lo inhabilite para ejercer la profesión, para esto tendría que haber un certificado de ética profesional que lo invalide o antecedentes, los cuales no registraba. Nosotros tenemos la tranquilidad de que se le pidió todo lo necesario y en ningún momento se identificaron rasgos de invalidez”, detalló.

 

 

Lea también: Ginecólogo acusado de abusar de una paciente pasará 10 meses en la cárcel

http://informatesalta.com.ar

 

El ginecólogo Rafael Dante Orellana fue condenado a 10 meses y 15 días de prisión de cumplimiento efectivo por el delito de abuso sexual en perjuicio de una paciente mayor de edad y además se le impuso una inhabilitación especial para el ejercicio de la medicina por 2 años. 

El hecho ocurrió en un Centro de Integración Comunitaria de la zona Norte de la ciudad, donde el profesional prestaba servicios. Allí una mujer lo denunció al percibir que le realizaba tocamientos que excedían la práctica profesional y que vulneraban su integridad sexual.

La denuncia fue radicada tanto en la Policía de la Provincia como en el Ministerio de Salud de la Provincia, donde se inició un sumario, que se añadió a otros de similares características que había en su contra y que derivaron en la sanción de la cesantía del profesional.

En el mismo fallo, se ordenó que se le extraiga material genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here