Poner PLAY y escuchar FM ALAS 95.1

Lo confirmó el reconocido cirujano Juan Carlos Parodi, quien solicitó políticas que inculquen la “procreación responsable”

 

El doctor Juan Carlos Parodi elige simplificar su biografía en una frase: “Soy médico cirujano vascular”. Trabajó en los centros más prestigiosos del mundo y desarrolló una técnica que revolucionó los tratamientos de las afecciones de los aneurismas.
Parodi ganó premios, enseñó en las mejores universidades y salvó miles de vidas. A los 77 años, se dedica a recorrer los barrios más vulnerables junto a Tati, su mujer. “En tres generaciones la Argentina tendrá 80 chicos pobres frente a 16 no pobres”, reveló en una entrevista que este medio le realizó en marzo de 2018.

“Viví muchos años fuera del país y no dejan de asombrarme las cosas que están pasando acá. En Mendoza, el 80% de los bebés recién nacidos en asentamientos tiene resto de cocaína en la sangre. Desarrollan el síndrome de abstinencia, lo que origina convulsiones”, expresó a Infobae Parodi.

“Está todo documentado en Google. Lo pueden encontrar ahí. Los bebés nacen en asentamientos y presentan los hábitos del drogadicto. Son restos porque posiblemente sus madres consuman paco. Esto pasa a través de la placenta al feto y allí lo reciben. Nacen con un daño irreparable”, agregó el médico.

La noticia la difundió en mayo de 2018 la diputada provincial Marcela Fernández, ex secretaria de Desarrollo Social de Mendoza, quien por ese entonces indicó: “Sus mamás están en situación de vulnerabilidad y no han realizado controles durante el embarazo”.

La cifra que recogió Fernández y replica Parodi corresponde a 2017. “Esos chicos ya tienen un deterioro cognitivo gravísimo. Nosotros no hacemos nada. Seguimos hablando de cosas secundarias. No nos estamos dando cuenta de que nuestro país está cometiendo un suicidio”, indicó el especialista, quien sostuvo: “Si ese número es en Mendoza no me quiero imaginar en Buenos Aires. Debe ser el 100%”.
“Se les daña el cerebro. El 50% de los hijos de adolescentes que no son escolarizados terminan en la cárcel. Se los dije a Carolina Stanley y a Mauricio Macri. No llegan a tomar conciencia de todo esto”, manifestó Parodi.

En mayo de 2014, Parodi mantuvo un encuentro con el Papa Francisco en el Vaticano. El médico recordó la operación que le realizó a Jorge Bergoglio en 1980. “Fui llamado por un clínico que me dijo que tenía un humilde sacerdote muy enfermo”. También recordó que, apenas entró en Santa Marta, Francisco le dijo: “Juan Carlos, estás igual que cuando yo te vi esa noche que sentí que me moría. Vos me salvaste la vida”.

Por la mañana, el médico brindó una entrevista radial en el programa de Baby Etchecopar por Radio 10. Allí reforzó lo planteado: “Vamos al desastre. No lo digo en forma exagerada, lo digo con números, con comprobación. La solución es inculcar la procreación responsable. Si vos le das de comer a un chico no deseado, al día siguiente le tenés que dar y después viene (la madre) con dos, con tres”.

Y agregó: “Mientras vos no cortes los planes después del segundo hijo y no saques el premio a la familia numerosa, va a seguir el desastre. Porque, como me decía Margarita Barrientos: “Mirá, yo le doy de comer todo lo que puedo. Pero viene la madre, después viene la hija de 14 años embarazada, después viene con un bebé. A mi no me alcanza”.
Luego de trabajar durante años en la prestigiosa Cleveland Clinic (Ohio, Estados Unidos) y de que su técnica haya sido señalada por Harvard como una de las más revolucionarias de los últimos 100 años, el médico volvió a vivir a la Argentina.

Consultado por Infobae sobre la procreación responsable, Parodi subrayó: “No pido que las mujeres no tengan hijos, sino que los tengan cuando quieran, pero también cuando tengan las posibilidades de hacerlo. En un hábitat adecuado y no en una habitación en donde hay 7 o 9 niños hacinados”.

“De una manera u otra esta es la consecuencia de políticas pasadas. Con apertura de fronteras, subsidios. El otro día veía un grupo de bolivianos reclamar en la Villa 31 por falta de luz. No tenían medidor, no pagaban la luz, pero la reclamaban. Los argentinos somos muy idiotas. Es un pueblo de gente sin coraje. Un pueblo abusado, con chicos muriendo de hambre, sin coraje”, sostuvo Parodi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.