DestacadasNACIONALESNOTICIAS

Patagonia: control de productos agroalimentarios para preservar estatus sanitario

This content has been archived. It may no longer be relevant

Quienes elijan a la Patagonia como destino en vacaciones deben tener en cuenta que no se pueden ingresar determinados alimentos de origen animal y vegetal. Esto es en función de los controles que realiza el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para mantener a la región libre de ciertas plagas y enfermedades que afectan a la producción agropecuaria.

El Senasa recomienda que informarse antes de viajar evita inconvenientes y demoras. El Organismo tiene la responsabilidad de controlar, en los distintos puntos de acceso a la región (rutas y aeropuertos), que las personas no ingresen con productos prohibidos o restringidos. Se refieren a determinadas frutas, hortalizas, carnes rojas, salazones con hueso, productos caseros o artesanales sin identificar.

Estas restricciones tienen por objetivo resguardar y mantener el estatus sanitario de la Patagonia, que es un área libre de importantes plagas y enfermedades como anemia infecciosa equina o polilla de la vid (Lobesia botrana).

El sur de la Argentina es reconocido internacionalmente como libre de mosca de los frutos y fiebre aftosa, lo que permite llegar con sus productos a los mercados internacionales más exigentes. Para que esto continúe es fundamental el compromiso de la ciudadanía.

El coordinador operativo de la Barrera Sanitaria Patagónica del Senasa, Guillermo Amerio, indicó que «es vital que los turistas comprendan el rol de nuestra labor y colaboren facilitando los controles”.

.
LAS RESTRICCIONES TIENEN POR OBJETIVO RESGUARDAR Y MANTENER EL ESTATUS SANITARIO DE  LA PATAGONIA, QUE ES UN ÁREA LIBRE DE  IMPORTANTES PLAGAS Y ENFERMEDADES. 

Los productos de origen vegetal que no pueden ingresar a la Patagonia son los hospederos de la mosca de los frutos: acerola, arándano, babaco, carambola, cereza, chirimoya, ciruelo, cítricos, damasco, durazno, falso guayabo, frambuesa, granada, guanabana, guayaba, higo, kaki, kiwi, kumkuat, litchi, locoto, lucuma, mango, manzana, maracuya, membrillo, nectarina, níspero, olivo maduro, palta (excepto la variedad Hass), papaya, pasionaria, pepino dulce, pera, pera asiática, pimiento, pitaya o fruta dragón, tomate de árbol, tuna, uchuva y uva.

Tampoco pueden ingresar los productos de origen animal, carnes y derivados de especies susceptibles a la fiebre aftosa (los más comunes son bovinos, porcinos, ovinos, caprinos y algunas especies de animales silvestres como ciervos y nutrias). Carnes frescas con hueso, menudencias, productos de origen artesanal o casero. Carne producto de cotos de caza. Cueros frescos.

Finalmente, es difícil de llevar en la valija, pero es bueno saber que el ingreso a la Patagonia de material de propagación también está regulado, por lo que recomendamos consultar antes de viajar con plantas o partes de plantas que puedan requerir de documentación sanitaria para su traslado.

En tanto, sí se pueden llevar, en cantidades para el consumo personal o familiar, alimentos secos que no requieran condiciones especiales de almacenamiento (arroz, fideos, yerba, azúcar y demás productos de almacén), alimentos cocidos listos para el consumo, frutas y hortalizas que no sean hospederas de la mosca de los frutos; cortes de carne sin hueso y/o embutidos frescos envasados al vacío y rotulados, como así también embutidos secos y salazones sin hueso, con el rótulo correspondiente de origen.

Por mayor información, las personas interesadas pueden acercarse a las oficinas del Senasa, o llamar a la línea gratuita 0800-999-2386 de lunes a viernes de 9 a 17.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[Fancy_Facebook_Comments]














Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios