Poner PLAY y escuchar FM ALAS 95.1

Las fuerzas de seguridad no logran encontrar a los dos pescadores desaparecidos en el lago Casa de Piedra. Este miércoles se cumplió el 8° día de búsqueda, las ráfagas de viento complicaron la navegación en horas de la tarde.

 

El equipo de buzos de Prefectura Naval Argentina trabajó en el lago a la altura del puesto Pardo, distante 20 kilómetros aproximadamente de la Villa Casa de Piedra. El resto de las lanchas realizaron el rastrillaje por la costa.

 

En diálogo con “Radio Alas”, el jefe de la Unidad Regional IV con asiento en 25 de Mayo explicó “las dimensiones del lago son 45 km de largo, 11 km de ancho y las profundidades van desde los 15 metros en algunos sectores, 20 mts y hasta 40 mts. Los buzos hoy trabajaron en una zona donde la profundidad llega a los 20 mts, que es el límite donde pueden llegar los buzos”.

Además agregó que “teniendo en cuenta que el embalse es artificial, es un terreno inundado, tienen particularidades que se deben tener en cuenta a la hora de navegar”.

El bote y los remos que utilizaron los pescadores para embarcarse en las aguas del lago siguen sin aparecer, “una de las probabilidades es que estén enganchados en el fondo, en alguna rama o algo parecido” comentó la autoridad policial.

Las condiciones climáticas dificultaron la búsqueda de los dos pescadores de Catriel que aún permanecen desaparecidos, Darío Aranguez (31) y Moisés Durán (44). Los fuertes vientos complicaron los procedimientos del operativo en horas de la tarde. Desde Prefectura informaron que trabajan “dos embarcaciones y dos semirrígidos rastreando el lugar. Por momentos complica el viento, que con 35 km/h el lago ya no es navegable”.

 

Los trabajos continuarán este jueves desde temprano con el trabajo de los buzos profesionales en la zona de Puesto Pardo y ampliando el radio, el resto de las fuerzas de seguridad en la orilla del lago y alrededores.

 

La Provincia colabora en la búsqueda aérea de los pescadores de Catriel desaparecidos

 

El Gobierno de Río Negro, a través de la Subsecretaría de Transporte, puso a disposición el avión multipropósito provincial para realizar el rastrillaje aéreo de los pescadores desaparecidos en Casa de Piedra.

“A pedido de la Fiscalía interviniente en el caso, se resolvió afectar el avión provincial a  las tareas de búsqueda, cumpliendo ya con seis jornadas de  rastrillajes de las personas  que naufragaron en el Dique Casa de Piedra”,  expresó el subsecretario de Transporte, Juan Ciancaglini.

Los pilotos afectados a las tareas son Oscar Casanova, Ricardo Mieris, y el director de Aeronáutica, José María Scheverin. Este último explicó que el avión Piper Azteca provincial “es multipropósito configurable, afectado tanto a vuelos sanitarios, como a búsqueda y rescate, y también control de incendios”.

“Ninguna actividad excluye a la otra, siendo siempre prioritarias las tareas humanitarias y de asistencia sanitaria”, agregó.

En tal sentido, Scheverin adelantó que en los próximos meses el avión también estará a disposición para control de incendios en zonas andinas y rurales de la provincia, por lo que ya se trabaja a solicitud del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca en la diagramación de vías de vuelo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.