Poner PLAY y escuchar FM ALAS 95.1

“Soria no era un mal candidato” afirmó Miguel Pichetto, el dirigente peronista permanentemente denostado por el derrotado candidato a gobernador del FpV rionegrino. El senador nacional, que está pronto a lanzar Alternativa Federal, donde compartiría fórmula presidencial con Roberto Lavagna ofreció un reportaje al diario Clarin donde contestó sobre las elecciones del domingo, la figura de Martín Soria, de Magdalena Odarda, el resultado de Cambiemos y el futuro de CFK entre otras cosas.

La transcripción textual del reportaje es el siguiente

“Miguel Ángel Pichetto, senador del PJ por Río Negro, votó este domingo en la ciudad de Sierra Grande por los comicios para gobernador. Crítico del cierre que hizo su partido con sectores ultra K y de izquierda en la provincia, Pichetto incluso jugó al misterio con su propio apoyo. “El voto es secreto”, le dijo a este diario antes del comicio. Ya de regreso en Buenos Aires, atendió por teléfono nuevamente a Clarín. 

-¿Qué balance hace de la elección en Río Negro?

-Otra demostración palpable de que el kirchnerismo no supera los 35 puntos. Es más, cuando se conozca el escrutinio definitivo de la provincia van a bajar dos puntos porque van a entrar los votos de los parajes, de los pueblos más chicos. Ese es el piso que tiene el kirchnerismo, entre 26 y 32 puntos, una estructura dura que tiene piso y techo y que no te alcanza para ganar. El sectarismo, el modelo de la izquierda dura es el que pierde. Más allá de las capacidades del candidato, no era un candidato malo Soria. Tenía una historia, gobernó General Roca bastante bien. Una provincia tradicionalmente desarrollista, de centro, moderada, y ellos compraron a (la senadora Magdalena) Odarda para ir de candidata a vicegobernadora.
Sé lo que es perder una elección y me imagino como estará Soria, así que por ahora prefiero no hablar.

-En 2015 usted fue un candidato a gobernador del FpV y también sacó 35 puntos.

-Yo saqué casi 35 puntos solos, con Cristina Kirchner en caída y su gobierno desgastado, con la ruta 22 cortada. Saqué 34,9. Odarda por afuera sacó 10 puntos como candidata gobernadora con su modelo ambientalista en contra del fracking, de la energía nuclear. Ahora juntos el FpV y Odarda no sacan 35 puntos, acá hay algo que está mal. En 2015 en plena caída saqué 35 puntos solo, con (Martín) Soria que incluso había separado la elección municipal de la provincial.

-Algunos sectores del PJ ya salieron a cuestionar el liderazgo partidario de Soria.

-Sé lo que significa perder una elección, la política se nutre también de malos momentos y de derrotas, no es momento de hacer un balance definitivo. Creo que el peronismo debería haber tenido un modelo de centro y de unidad de todos los sectores y nunca se dio. Al contrario, siempre hubo una prédica destructiva contra mi persona cuando soy un tipo valorado por los gobernadores.

-¿No es el momento de cuestionar el liderazgo de Soria entonces?

-La política se mide por el resultado. Creo que hubo un error estratégico de no comprensión de la realidad política de Río Negro. Siempre que se pierde hay crisis.

¿Hubo un mal manejo de la campaña del FpV?

-Tengo una historia en la provincia de muchos años que fue marginada. Soria hizo una alianza con Kolina, con el PC, con Nuevo Encuentro, el kirchnerismo duro. No tienen un voto en la provincia. Hubo una visión sesgada y de izquierda para Río Negro. Odarda está en contra de todo, de la energía nuclear cuando Río Negro es una potencia en esa materia, del fracking cuando Río Negro tiene petróleo y gas, de la minería. Ni hubo un programa para los rionegrinos que propusieran para generar empleo.

-A algunos sectores del PJ la figura de Odarda les resultó revulsiva.

-Ella nos denunciaba a nosotros, a su padre (por el ex gobernador Carlos Soria), a Néstor y a Cristina. Fue una agente infiltrada en el peronismo, nunca tuvo que ver con el peronismo.

-¿Hay un techo para Cristina en Río Negro?

-Hay un techo para ella. El (por Martín Soria) sacó menos que ella incluso negándola en la última semana diciendo que no era K cuando hizo campaña con el kirchnerismo A mí me atacó cuando me corrí y nunca opiné de su campaña. Nunca compartí lo de Odarda, pero no emití sonido. Uno debe hacerse cargo de las consecuencias. Esto era un final anunciado. Este modelo no podía ganar.

-El otro dato de la elección es la pésima performance de Cambiemos.

-Me parece que no logran meter un solo legislador provincial. Lo que es dramático es que el sello de Cambiemos vaya al proceso electoral para sacar 5 puntos. ¿Quién diseñó esto? Hay un fracaso del ala política del Gobierno. ¿Para que compiten? Se hubieran corrido. ¿Para qué permitieron que Cambiemos compitiera para sacar 5%? ¿Para qué permitieron que Cambiemos presentara un recurso de queja ante la Corte? Con Weretilneck en la boleta, el oficialismo provincial hubiera sacado una diferencia mayor.

-¿Qué opinó del fallo de la Corte que impidió la postulación de Weretilneck?

-Hay que analizar también el rol de la Corte, que se mete en los distritos. Interviene en proyectos políticos y en candidaturas cuando son materia de derecho público provincial. Una Corte que consintió la ley de lemas en Santa Cruz, nada más absurdo e inconstitucional que la ley de lemas. Y en Río Negro se metió para una candidatura. La gente también le contestó este domingo a la intromisión de la Corte.

 

fotografía diario Clarín

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.