portezuelo

Todas las miradas del sector de la construcción están puestas en la licitación de la represa mendocina de Portezuelo del Viento, que ya está entrando en su recta final ante la inminencia de la apertura de ofertas, pautada para el próximo 2 de junio.

Las empresas, que ya comenzaron a trabajar al ritmo de la salida de la cuarentena y ya recuperaron el ritmo anterior al aislamiento, siguen de cerca lo que ocurrirá en Mendoza con el mayor proyecto de infraestructura actual del país: la represa es financiado en cuotas por el Gobierno, por un total de USD1.000 millones.

Con la reactivación, retornó la polémica a la provincias de La Pampa, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires por el caudal de los ríos. Todas son integrantes del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) y hace un tiempo que intentan frenar el emprendimiento, producto del impacto medioambiental que pueda tener.

Sin embargo, el proceso no está exento de dificultades que agudizaron las propias internas del mundo de la construcción.

En primer lugar, el excesivo costo del pliego, que continúa siendo «inaudito», a pesar de que se rebajó de USD300.000 a USD100.000. Por otro lado, a las empresas que se presenten se les obliga a incorporar un proyecto alternativo, cuyo diseño origina unos gastos extra por un USD1,5 millón Además, la excesiva ponderación que se le dará a empresas mendocinas inclina la balanza en favor de Impsa, única desarrolladora de turbinas, Cartellone o Green, aunque estas dos últimas enfrentan dificultades financieras.

Por otro lado, también aparecen Ceosa y Obras Andinas, aunque tienen pocos antecedentes en la materia y la licitación es específica en la necesidad de haber llevado adelante como mínimo tres represas en los últimos quince años, lo que dejaba afuera a varias constructoras medianas.

En ese contexto, este lunes hubo una nueva visita de representantes de compañías interesadas a la zona donde se construirá la represa y se espera que esta misma semana un grupo de grandes jugadoras del sector definan si se presentarán bajo una UTE, entre los que están el empresario José Luis Manzano, Panedile, Impsa y la china Gezhouba.

Los otros nombres en danza son la también asiática Powerchina, que se encuentra en búsqueda de socio (no puede ir en la misma que su par); Techint, que en principio no estaría interesada, y Helport, que junto con Roggio son de las que se cuentan con los dedos de una mano como para participar de un proyecto de esta magnitud.

alas giff1

995x150-PlanCastello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.