El sindicato fuerte del petróleo, el de Petroleros Privados comandado por Guillermo Pereyra, rompió el acuerdo de paz que se había firmado en octubre y junto con la exigencia de que se regrese a las dotaciones de trabajo que regían antes del acuerdo de Sustentabilidad y Reactivación de Vaca Muerta, se denunció que los operarios enfrentan hoy una situación que roza la explotación laboral.

Así lo aseguró el secretario administrativo del gremio, Marcelo Rucci, en declaraciones a Telefé Neuquén quien explicó que “la gente prácticamente no puede ir a comer, van a comer a las cuatro de la tarde, porque entre fractura y fractura tienen cinco o diez minutos, no los dejan ir a comer porque no pueden, no pueden ni ir al baño”.

Y remarcó que “los petroleros fuimos unos de los pocos que le pusimos el hombro con el plan de Sustentabilidad y Empleo, con el artículo 223 bis, y hoy están prácticamente explotados”.

El dirigente explicó que desde esta mañana el gremio inició un plan de lucha en los diversos yacimientos de YPF de Vaca Muerta y la zona en general, en donde detalló que “no se hicieron paros sino asambleas en las que escuchamos a los compañeros que nos cuentan estas cosas que ya sabíamos por los delegados”.

 

9 / 100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.