En pleno debate sobre la instalación de una central nuclear en Río Negro, el gerente general de INVAP, Héctor Otheguy, calificó de “muy trascendente” el anuncio. Destacó que es una energía limpia, no produce el efecto invernadero, que funciona todos los días a la máxima potencia y no depende de ningún factor climático.

En diálogo con FM Nativa, exhortó: “Basta mirar que los países desarrollados siguen construyendo plantas, como Finlandia, que tiene cuatro y está construyendo la quinta; Francia ni hablar, que tiene el 80% de su electricidad de origen nuclear”.

Othegy indicó que durante la etapa de construcción cada planta generará 4 mil ó 5 mil puestos de trabajo “y después un trabajo permanente por 50 años de unos 800 trabajadores” en cada central.

“Desde el punto de vista socioeconómico es impecable, y en cuanto a lo estratégico del país se consolida una línea de unos 60 años que es el desarrollo nuclear argentino, el cual tuvo su primer hito en 1974 con Atucha I, la primera central nuclear en Latinoamérica” subrayó. Y recordó que “Argentina es pionera, tiene su liderazgo” en esta temática nuclear tanto en medicina como en generación de energía termoeléctrica.

En este marco dijo que Bariloche se destaca porque se creó primero el Centro Atómico, el Instituto Balseiro después y luego INVAP, y la relación luego con las universidades.

Expresó que “no es casual entonces que una planta atómica de las dos a construir se radique en la provincia”.

Sobre los requisitos para definir el lugar de localización, señaló que “necesita estar cerca de algún curso de agua, cerca del mar o de un río caudaloso, que esté lejos de fallas tectónicas, es decir, una zona no sísmica, lejos también de volcanes, que esté distante de grandes ciudades”, entre otros elementos a considerar.

Informó que “hay ocho sitios que se han estudiado en la provincia y que están en evaluación”.

Otheguy dijo sobre el tema medioambiental que “como en toda sociedad hay distintas opiniones, hay entidades ambientalistas que trabajan con responsabilidad y hay otras organizaciones que contienen en su núcleo con una opinión de rechazo en la energía nuclear, pasa en todo el mundo”.

“Basta mirar que los países desarrollados siguen construyendo plantas, como Finlandia, que tiene cuatro y está construyendo la quinta; Francia ni hablar, que tiene el 80% de su electricidad de origen nuclear, con 35 centrales”, consignó.

Destacó que es una energía limpia, no produce el efecto invernadero, que además “funciona todos los días, las 24 horas todo el año, a la máxima potencia, no depende de ningún factor climático”.

“Esperamos que prevalezca luego del debate un importante consenso para seguir en este camino”, en un país que apunta a un mix con energías de distinto tipo.

Sobre la tecnología china, indicó a APP que “ha puesto énfasis en estandarizar las centrales de manera de hacerlas más económicas y acortar el tiempo de construcción, en vez de 7 u 8 años como en otros países, lo hacen en unos 4 o 5”.

En cuanto a los residuos, clarificó que “son pocos lo que produce, están contenidos dentro de la central en lugares de almacenamiento adecuados, y la disposición final tiene que ser en un lugar geológicamente estable, que quede por tiempo indeterminado, y eso está en pleno desarrollo en el mundo; en paralelo se están estudiando alternativas para una eliminación, pero todavía está en desarrollo aunque con mucho aliciente”.

 

Fuente: ADN

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.