El Ministerio de Salud de Río Negro, a través del área de Salud Ambiental, recuerda medidas y cuidados que hay que tener en cuenta para prevenir la triquinosis.

El parásito que provoca esta enfermedad se aloja en los músculos del cerdo, como así también en otros animales salvajes como Jabalíes, pumas, etc. Las personas pueden adquirir esta afección a través de la ingesta de carne cruda o mal cocinada, o por sus derivados crudos como chorizos, salamines, bondiola, jamones y panceta.
Los signos tempranos característicos de esta enfermedad son molestias y dolores musculares, inflamación de párpados y fiebre; síntomas abdominales tales como dolor gastrointestinal intenso, náuseas, vómitos y diarrea suelen aparecer una o dos semanas después de la ingesta de la carne infectada.
La triquinosis también puede producir fotofobia (rechazo a la luz) y un estado de decaimiento similar al de la gripe. Si la infección es grave; la persona podría presentar problemas de coordinación, así como trastornos cardíacos y respiratorios, inclusive la muerte. Si consumió carne de cerdo o de animales de caza recientemente y se presentan los síntomas detallados, es importante consultar rápidamente al centro de salud más cercano. Es importante remarcar que, cuanto más temprano se detecte, más rápida y efectiva es la cura.
Medidas preventivas  para el consumidor
Consumir siempre carne de cerdo y sus productos derivados  elaborados por establecimientos autorizados por la Autoridad Sanitaria competente (SENASA, Ministerio de Producción y Agroindustria, bromatología provincial o  municipal según corresponda), y que contengan sus respectivos rótulos.
Se recomienda no consumir productos caseros excepto que los mismos hayan resultado negativos a los análisis de laboratorio. Si consume carne fresca de cerdo, puma o jabalí, cocine completamente hasta que desaparezcan los jugos rosados.
Para los productos de la caza, es importante que las carnes destinadas al consumo previamente analizadas por la técnica de digestión enzimática artificial. Para esto la muestra de primera elección es el diafragma, si este no esta se puede llevar músculos de la lengua o maseteros del animal.
Medidas preventivas para criadores
Los cerdos deben ser criados en instalaciones adecuadas sin presencia de roedores y deben ser bien alimentados, no darles basura, desperdicios de mataderos ni residuos de casas de comidas o restaurantes ya que en ellos puede haber restos de alimentos contaminados con el parásito (suele estar presentes en músculos de roedores).
En el criadero, eliminar los cadáveres de cerdos y otros animales para que no puedan ser consumidos por otros cerdos, ratas ni animales carnívoros.
En caso de realizar la faena casera de sus cerdos para consumo propio, se debe verificar mediante un análisis de laboratorio (digestión artificial) que la carne no esté infectada con el parásito. También se debe tener en cuenta que la salazón, el secado y el ahumado no matan al parásito.
En Río Negro los análisis pueden ser solicitados a veterinarios privados o en los laboratorios de Salud Ambiental dependientes del Ministerio de Salud:
Viedma: Estrada y Lamadrid, tel. 02920- 425300,  labviedma@yahoo.com.ar
Villa Regina: San Martín y Libertad 15, tel. 02941-461926, labvillaregina@yahoo.com
Cinco Saltos: General Roca 113, tel. 0299-4980735, labcsaltos@yahoo.com.ar
También se podrán comunicar con las oficinas de Salud Ambiental más cercanas, por mail a zoonosis@salud.rionegro.gov.ar o al  02920-430007.
alas giff1

995x150-PlanCastello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.