(C25N) “Los ladrones estuvieron cerca de dos horas, habían ingresado por la cochera, la amenazaron con dos armas de fuego y en todo momento uno de ellos gritaba matala, matala. La torturaron todo el tiempo”. Explicó Karim Náser, el hijo de la docente jubilada asaltada este sábado en la madrugada.

Los delincuentes preguntaban por el hijo de la mujer para asegurarse que no había más nadie en la vivienda.

“Con mi madre atada y amordazada, hacían simulacros de ahorcamiento con una corbata. Fue terrible. Mi mamá está muy shokeada y asustada”. Siguió relatando Karim Náser

 

“Luego que los ladrones (3) se fueron, mi madre como pudo encontró una tijera, se soltó las ataduras y gritó por la ventana. Un vecino que volvía a su casa la escuchó y la auxilió, llamó al hospital y a la policía”

“Antes de irse rompieron los teléfonos, fijo y celulares”. Estos tipos habían estudiado bien el movimiento de la casa».

Finalizó relatando indignado el hijo de María Esther de Náser, la docente jubilada de 74 años, que despidió a su compañero de toda la vida Donato Náser el año pasado. Sus hijos intentaron convencerla varias veces para que se vaya a vivir con ellos a Cipolletti pero M. Esther no quería abandonar esta ciudad, a la que consideraba “su lugar”.

 

La víctima permaneció todo el día sábado en el hospital local donde se recuperaba de los golpes y hematomas en su rostro y cuerpo.

 

Recordemos que el hecho ocurrió aproximadamente a las 03:00 horas de este sábado en calle Jujuy y Hugo Sosa (barrio centro). Los ladrones se llevaron dinero, joyas y aparatos electrónicos. Hasta la noche de este sábado no había novedades sobre la investigación para dar con los malvivientes. Se analizaban las cámaras de vigilancia del vecindario .

 

Lea también:

Catriel. Asaltaron, golpearon y maniataron a una jubilada

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here