El jueves la Legislatura podría designar a Roberto Meschini, como integrante del Tribunal de Cuentas y a César Dominguez, como Defensor del Pueblo Adjunto. El cargo titular será para una mujer. Para estos nombramientos el parlamento necesita el voto de los dos tercios de sus integrantes.

Juega la política y la sola mención de estos nombres es indicio suficiente para evaluar que se consolida el acuerdo entre el gobierno y un sector del peronismo que responde al senador Miguel Pichetto.

La jugada del oficialismo que tuvo como operador al hombre más cercano a Weretilneck, tiene varias lecturas. El peronismo siempre bregó por contar con espacios en los organismos de control. De esta manera lo logra y además permite sumar los votos necesarios.

La otra lectura está direccionada al presidente del PJ e intendente de Roca, Martín Soria. No contiene la estrategia general del peronismo y su relación con el partido gobernante, una historia que es inherente al justicialismo rionegrino. En el peronismo cuando no se conduce hay dispersión.

Algunas fuentes consuladas por ADN no sólo dieron crédito a la designación de Meschini y Dominguez, sino que reafirmaron su concepto de gobernabilidad y reconocieron el acuerdo de colocar al segundo en la Defensoría del Pueblo y el tribuno que reemplaza a Juan Huentelaf, en el control de las cuentas del Estado.

¿Cómo se votará el jueves? Dificilmente el FpV vote en conjunto. Sólo resta saber si habrá una estrategia interna a partir de que cada legislador vote con libertad.

Meschini era el elegido por Javier Iud, legislador del pichetismo, que buscaba consolidar ese espacio. Otra lectura para tener en cuenta.

“Si no se rompió el bloque con la votación del Plan Castello, por qué se va a romper ahora que con estos temas menores”, reflexionó una fuente consultada por esta Agencia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.