Sólo ella sabe lo que le despertó él a través de internet. Sólo ella puede explicar lo que la movió a hacer un pequeño bolso y recorrer tres mil kilómetros desde la salteña Orán hasta la santacruceña Caleta Olivia. En esa ceguera de amor e internet, no vio que pasaba las fronteras de las provincias y violaba una a una todas las normas impuestas por el coronavirus. De camión en camión transitó los tres mil kilómetros al margen de los retenes que –supuestamente- son tan rígidos en las siete provincias que atravesó.

La cuestión es que arribó anoche al límite de Santa Cruz: la vieron llegar caminando, con su pequeño bolso y ningún permiso de tránsito. Sólo su amor de internet en los ojos y el número de él, en el celular. Como el control sanitario no le permitía ingresar a Caleta Olivia, lo llamó desesperada. Llegó él en un remis, se vieron y se saludaron nerviosos. La única forma de que pueda ingresar ella a la ciudad es si Usted la va a alojar en su casa, le indicaron las autoridades.

Él –no se sabe si por la impresión que le causó ella minutos antes o porque cayó en la cuenta del problema que le acarrearía su presencia en la vivienda-, se negó. Negó el alojamiento, el amor por internet, la complicidad en el viaje y todo lo que se le preguntó.

Ella sintió caer su castillo virtual y la idealización que la llevó hasta el sur del país.

Las autoridades sanitarias la alojaron por el momento en un tráiler adaptado para quienes no tienen medios de movilidad, a la espera que los familiares de ella o los gobiernos de Salta y Santa Cruz resuelvan su regreso al norte del país.

Él no la va a sacar barata: por lo pronto, el Comité de Emergencia de Salud de Caleta Olivia realizó una denuncia en el fuero federal por la supuesta complicidad en el viaje ilegal de la mujer y además porque podría ser tipificada su negación como “una burla” y encuadrarse en los parámetros de violencia de género.

El comisario Adolfo Fernández, de Caleta Olivia, indicó que ella (Sabrina) tiene 32 años y él (Juan Pablo) tiene 29.

alas giff1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.