gas-monoxido

La difusión de los cuidados que hay que tener a la hora de calefaccionar los ambientes es de vital importancia para prevenir intoxicaciones.

Todos los años con la llegada el frío, las recomendaciones sobre los cuidados que hay que tener con el monóxido de carbono (CO)  son una constante. Sin embargo nunca estarán de más la información y los consejos para evitar los graves inconvenientes que puede acarrear una intoxicación con este gas.

El monóxido de carbono es altamente tóxico. Si en un ambiente se acumulan niveles elevados, su inhalación  puede causar la muerte. Este gas se origina cuando se produce una combustión deficiente de otras sustancias, como carbón, gas natural, nafta, madera y querosén, entre otras.

Es por eso que se insiste especialmente en revisar el funcionamiento de los artefactos domésticos (calefactores, cocinas, calderas, calentadores de agua, garrafas de gas envasado), que pueden producirlo si no están funcionando bien. Si hay un desperfecto en alguno de estos aparatos y a eso se suma la falta de ventilación adecuada de los ambientes, el CO puede acumularse en cantidades importantes, poniendo en riesgo la salud o la vida misma de las personas. La intoxicación debe tratarse inmediatamente, de lo contrario puede dejar importantes secuelas neurológicas.

Estadísticas oficiales aportadas por la Distribuidora de Gas Camuzzi dan cuenta de una cifra de 200 fallecimientos por año y en promedio, a causa del monóxido de Carbono. El Sistema Nacional de Vigilancia de Salud dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, a fines de mayo del año pasado informó que en 2015 habían sido más de 1.600 las personas que se intoxicaron en el país por inhalación de CO. Aun no se ha publicado la estadística 2016.

 

Algunos consejos para prevenir accidentes con monóxido de carbono

Controlar periódicamente los artefactos a gas y la instalación interna.

Los gasistas matriculados son los únicos que pueden hacer o modificar una instalación de gas.

Toda nueva instalación, como cualquier tipo de modificación, colocación de nuevos artefactos; alteración, reparación o conversión de la misma, debe ser informada a la Distribuidora para ser inspeccionada por personal técnico.

Poner atención a la aparición de manchas, tiznado o decoloración de los artefactos o alrededor de ellos. Puede ser aviso de combustión incompleta y de generación de monóxido de carbono.

Los artefactos que consumen gas necesitan expulsar al exterior los residuos de la combustión. Por este motivo los conductos de evacuación de gases deben estar adecuadamente instalados, según los diseños normativos. Deben ser totalmente independientes y estar libres de obstrucciones.

Durante ausencias prolongadas en el domicilio, se recomienda cerrar las llaves de gas.

Verificar el buen estado de la llama del quemador de los artefactos a gas. La misma debe ser de color azul, con los extremos transparentes. En caso que ésta se torne amarilla o anaranjada, se debe llamar inmediatamente a un instalador/gasista matriculado.

Mantener ventilados los ambientes donde haya artefactos que funcionan con gas, para asegurar una combustión completa y segura.

Es importante no obstruir las rejillas de ventilación de los ambientes.

En los ambientes cerrados los artefactos deben ser preferentemente de Tiro Balanceado.

Calefones, termotanques, cocinas, estufas, etc., que no posean tiro balanceado no pueden instalarse en cualquier ambiente. Estos artefactos requieren de 2 rejillas de ventilación: una superior y una inferior, para generar corriente de aire renovable.

Calefones y calefactores de tiro natural, y estufas de tipo infrarrojo, NO deben colocarse en baños o dormitorio debido a elevado consumo de oxigeno.

Todos los artefactos deben poseer una identificación de aprobación reconocida por el ENARGAS.

NO utilizar las hornallas ni el horno para calefaccionar la casa.

No utilizar carbón vegetal o mineral para calefaccionar o cocinar dentro de un ambiente cerrado o carente de ventilación. Los braseros de carbón son extremadamente peligrosos para calefaccionar el hogar. Los combustibles sólidos (Carbón, madera) son los que generan mayor cantidad de monóxido de carbono. (Prensa Camuzzi )

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.