Si una certeza había en el seno del equipo económico nacional antes de lanzar las nuevas herramientas de financiamiento para vivienda, era que la demanda habitacional insatisfecha, era y sigue siendo muy alta en todos los rincones del país.

 

En ese marco el Banco Central (BCRA) habilitó a principios de 2016, el lanzamiento de los créditos hipotecarios actualizables por unidad de valor adquisitivo (UVA). Pero fue recien al inicio de este año, cuando se produjo el lanzamiento masivo, y los bancos comenzaron a ofrecer a sus clientes el nuevo sistema.

 

Desde el vamos, se alzaron voces de alerta, por el riesgo que representa un crédito atado a la evolución de la inflación, que aún no cede. Sin embargo, la medida despertó entusiasmo por su capacidad de ampliar el universo de personas que pueden acceder a un préstamo al generar una cuota inicial mucho más baja. De esa forma, con un ingreso sensiblemente menor, se puede acceder a un monto mucho más alto. Una familia que cuenta por ejemplo con ingresos por $20.000, puede pagar como máximo una cuota de $5.000 (el 25% de sus ingresos). Con el sistema tradicional de crédito, esa familia podía obtener como máximo un crédito hipotecario por $270.000. En el nuevo esquema en cambio, puede aspirar a recibir hasta $700.000.

 

El resultado hasta el momento, es rotundamente exitoso. Al menos, así lo muestran los números publicados por las entidades bancarias y por el Ministerio de Hacienda de la Nación.

 

Un reciente informe publicado por el Banco de la Nación Argentina (BNA) indica que durante el último mes de julio se registraron 1.651 escrituras por un monto total de $1.926 millones. La cifra no solo representa un record para la entidad en cuanto al nivel de otorgamiento mensual, sino que el 62% de ese total, corresponde a financiamiento UVA. Es la primera vez que los créditos UVA superan en cantidad a los tradicionales de tasa fija.

 

Según los datos del BCRA, el total de créditos hipotecarios otorgados en julio, también significó un record: $5.085 millones. De ese total, $3.915 millones corresponden a créditos UVA.

 

Desde que se lanzó la herramienta, se han otorgado préstamos UVA por $13.992 millones.

 

En el gobierno reina el optimismo respecto al futuro. Esperan que el sistema haya otorgado al menos 50.000 créditos al finalizar 2017, y se entusiasman con llegar al millón de créditos UVA para el año 2023. Además de la buena performance observada desde que se lanzó la herramienta, estiman que la proporción de créditos hipotecarios en relación al PBI es de apenas el 0,8% en Argentina, mientras que en EEUU el ratio supera el 77%, en Chile es del 23% y en Brasil del 8%. El margen para crecer es altísimo.

 

Los operadores inmobiliarios, dan cuenta del éxito que han tenido los créditos UVA. Un conocido agente inmobiliario de la ciudad de Neuquén explicó a Clasificados Río Negro que en sus registros, el 90% de las operaciones registradas este año,se realizaron mediante crédito hipotecario.

 

El nuevo esquema, desempolva algo que por años estuvo en desuso, tanto para los créditos como para todo tipo de contrato: la indexación. En pocas palabras, se trata ni más ni menos que de la actualización del monto de la deuda, en base a la evolución del nivel de precios. El principal riesgo que conlleva asumir una deuda con este método, es que ante el crecimiento en el nivel general de precios, lo que se actualiza es el monto total del crédito, incluyendo interés y capital. Un aspecto no menor en un contexto de inflación alta y sostenida como el que aun refleja la macroeconomía nacional. El primer día del año 2017 cada UVA tenía un valor de $17,26. Hoy en cambio, cada UVA cuesta $19,65. Es decir que quien asumió un crédito UVA a fines de 2016, sabe que el monto total de su deuda ya creció 13,84% en solo ocho meses.

Para tener en cuenta

Créditos UVA

La clave del nuevo sistema basado en la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) es que el capital a pagarse actualiza mes a mes en base a la cotización de la UVA, queguarda estrecha relación con la inflación.

Otro punto importante es que la incidencia de la cuota en los salarios es mucho menor, y

La relación cuota/salario no puede superar en nigún caso el 25%.

$10.000 es el mínimo de ingresos con el que se puede aspirar a un crédito UVA.

El monto máximo de crédito hipotecario UVA que otorgan los bancos es de $3.100.000. La tasa de interés oscila entre el 3,5% y el 7,3%. El plazo va de los 15 a los 30 años.

La mejor relación de plazo, taza y monto se encuentra en los bancos públicos.

“Este nuevo récord nos reconforta por todas las familias argentinas que están pudiendo lograr el sueño de su casa propia”.

 

 

Javier González Fraga

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.