auto taller

El verano está en marcha. Comenzaron las vacaciones, los días de calor y las ganas de salir para disfrutar de un merecido descanso. En nuestra región son comunes los viajes hacia la cordillera, el mar u otros destinos para visitar amigos o familia. Si la opción es el auto, antes de salir habrá que pasar por el taller: ¿Cuánto cuesta realizar un chequeo? ¿Cuánto habrá que invertir para dejar el vehículo en condiciones?

Para viajar seguro es indispensable controlar los elementos de seguridad y el buen funcionamiento del vehículo para enfrentarse a las deterioradas rutas argentinas.

El control general de un auto consiste en: cambio de aceite y la revisión técnica integral. El cambio de aceite y de filtros se realiza en un lubricentro o taller cuando el auto acumula 10.000 kilómetros. Se revisa el nivel de los líquidos, el estado de los filtros de aire, combustible y aceite.

También se chequean los niveles del líquido de freno, agua, limpiaparabrisas y, si tiene, el aceite de la caja diferencial.

La revisión completa para un auto estándar y de tamaño mediano cuesta alrededor $6.600, en la capital neuquina. Algunos lubricentros poseen promociones y cuotas sin interés, que son las más buscadas por los conductores.

Tanto el cambio de aceite como el de diferencial, a los 10 mil y 12 mil kilómetros respectivamente, son esenciales para la vida útil del rodado.

 

Otro control obligatorio para dejar un automóvil en óptimas condiciones antes de unas vacaciones es la revisión técnica integral: en esta se repasa el estado del tren delantero, los frenos, la suspensión y los neumáticos.

Para realizar este tipo de control se debe sacar un turno previo y tiene un costo de $650 de mano de obra, siempre que todo esté en condiciones. Si hay que reemplazar repuestos, el presupuesto sumará un cero más.

Al igual que el cambio de aceite y filtros, también es clave la alineación y balanceo. Se realizan cuando el auto acumuló 10.000 ó 15.000 kilómetros recorridos. En la capital neuquina tiene un costo de $2.750. Se puede acudir sin turno y se realiza en el día.

Para culminar una revisión completa y detallada del vehículo se debe controlar el estado de las llantas y neumáticos. En el recorrido cotidiano y con los baches de las calles, las llantas se pueden golpear y abollarse. Estos se reflejan en las cubiertas, por eso hay que estar atentos.

Los neumáticos son otra pieza clave a la hora de controlar su funcionamiento. Su recambio se aconseja a los 60.000 kilómetros cuando se supone que estarán desgastados o lisos para un funcionamiento óptimo.

En el caso que sea necesario su recambio, cada cubierta nueva tiene un precio de $6.200, en promedio.

 

La exigencia de contar con la RTO

Para viajar en automóvil hacia otras localidades, provincias o países, es necesario contar con todos los papeles que se requieren y, si el rodado supera los tres años de antigüedad, también es requisito la RTO.

La Revisión Técnica Obligatoria, como se la denomina en Neuquén, se identifica con una oblea que se adhiere al parabrisas y que indica que el rodado pasó la revisión. A partir del convenio que realizó el exintendente Horacio “Pechi” Quiroga con la Agencia Nacional de Seguridad Vial se incorporó la obligatoriedad de la RTO en la calles de la ciudad. La verificación se debe hacer en un talLa exigencia de contar con la RTOler habilitado y generalmente en esta época los turnos están saturados.

(Río Negro)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.