Afortunadamente, el médico de Campo Grande se encuentra estable, en el sector de Cirugía del hospital Pedro Moguillansky. La principal hipótesis de trabajo apunta a familiares de un paciente que falleció por Covid-19. Hay imágenes de la agresión.

El hospital de Campo Grande atraviesa momentos de gran conmoción, luego del brutal ataque a balazos que recibió uno de sus médicos mientras se encontraba trabajando. Por fortuna, el profesional se encuentra fuera de peligro y permanece internado en el sector de Cirugía del hospital Pedro Moguillansky.

De acuerdo a la teoría del hecho que maneja la Fiscalía cipoleña, la agresión ocurrió alrededor de la 1 de la madrugada de este jueves. Un joven se presentó en el hospital y disparó tres veces contra la víctima.

Las imágenes de una cámara de seguridad muestran el ataque: la víctima llegaba de un traslado en ambulancia, junto a otros compañeros, cuando sorpresivamente aparece el agresor y dirige directamente hacia él, el ataque. Nadie más resultó herido, aunque había otros trabajadores de la Salud que se encontraban presentes al momento del hecho.

Los investigadores policiales y judiciales estuvieron trabajando durante toda la madrugada, recolectando los testimonios del personal que estuvo presente y algunos transeúntes. “La principal hipótesis de trabajo apunta a una persona que sería familiar de un fallecido por Covid-19; y que el ataque estaría vinculado a eso”, informaron fuentes oficiales del Ministerio Público Fiscal en Cipolletti.

 

El sospechoso todavía no fue detenido, pero por estas horas se trabaja intensamente para encontrarlo.

Personal del hospital Pedro Moguillansky se movilizaba hacia Campo Grande para interiorizarse mejor de la situación y colaborar, ya que la dirección quedó acéfala, cuando hace pocas semanas atrás murió Gladis Cerda, la profesional que estaba a cargo de la institución. La ex directora estaba internada en Neuquén, y su deceso fue consecuencia de las fallas respiratorias que le causó el coronavirus. También se trasladaba al lugar el ministro de Salud Fabián Zgaib y una treintena de empleados se manifestaba en repudio a la agresión que sufrió el compañero.

Mientras tanto, el médico generalista que recibió tres impactos de bala en su cuerpo permanece estable y fuera de peligro, en el sector de Cirugía, indicaron en el hospital cipoleño. Uno de los disparos fue en la cara, otro en un brazo y el tercero en la espalda. “Sin riesgo vital, por suerte”, reiteraron a LMCipolletti.

 

La investigación judicial está a cargo del fiscal Martín Pezzetta.

alas giff1

995x150-PlanCastello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.