Were Tren

Poner PLAY y escuchar FM ALAS 95.1

“El gobierno nacional tuvo un plan económico que ha fracasado, por eso estamos como estamos”. Así, el gobernador Alberto Weretilneck evidenció el momento de crisis que atraviesa el país. Dijo que el problema es la “falta de confianza”, le pidió a la Casa Rosada un proyecto que salga de la coyuntura, evaluó que el macrismo es “demasiado liberal”, admitió impacto del ajuste en Río Negro, aseguró que Juntos no es parte de Cambiemos, y anticipó que habrá una nueva oferta salarial a los gremios.

Duros términos empleó hoy Weretilneck al referirse al rumbo de la economía, profundizando su discurso crítico con la gestión Macri. Lo hizo en diálogo con la prensa después de un acto oficial donde se presentó la nueva formación del Tren Patagónico en la estación de Viedma.

“El gobierno tuvo un plan económico que ha fracasado, por eso estamos como estamos”, evaluó. “Ahora se necesita un proyecto que no sea consecuencia de la coyuntura”, reclamó. Y manifestó: “Esperemos que el gobierno pueda encontrar un rumbo a nuestro país”.

Weretilneck pidió: “Necesitamos saber el camino que vamos a transitar”. No solo los gobernadores, sino todos los sectores, porque “el gran problema de hoy es la desconfianza”.

En ese sentido, reclamó que “falta que nos digan cuál es la política económica del gobierno desde ahora al final del mandato para generar confianza, porque la desconfianza se traduce en un montón de comportamientos especulativos que destruyen la economía”.

Consultado sobre los anuncios del presidente Mauricio Macri, indicó que “hay una serie de medidas económicas que parecen no hacen al todo, pero esperemos que se transformen en un plan económico”.

Weretilneck admitió que “las medidas afectan al conjunto de la sociedad” porque el ajuste es profundo. “A nosotros en el fondo sojero y las retenciones a las exportaciones” explicó, asumiendo por primera vez y de forma categórica un impacto en la economía rionegrina.

“Lamentablemente llegamos a esta situación, ahora hay que trabajar para amortiguar el impacto”, subrayó.

En ese sentido dijo que “todavía no tenemos la foto definitiva del Presupuesto. Para salir de la crisis hay que bajar el gasto y subir impuestos y eso genera tensión. Pero nosotros tenemos que negociar para que el pueblo no salga golpeado”.

Weretilneck puntualizó que “las regalías de gas y petróleo están mejorando la finanzas de la provincia, es un lado positivo de la devaluación y el precio del dólar”, pero indicó eso tiene una contracara: “el otro lado es el aumento de combustibles que complican la movilidad y los servicios del Estado. También se incrementan -por ejemplo-los costos de medicamentos y energía, por lo tanto los gastos del Estado”.

“Esto es mes a mes” dijo para graficar el momento de incertidumbre.

Por eso cuestionó que “falta un paquete económico y medidas económicas”. Y puso un dato sobre la mesa: el peso logístico en Argentina. “Es un error enorme la liberalización del precio del combustible, porque no se puede pasar al surtidor las alzas y movimientos del petróleo o del dólar semana a semana. No hay economía que aguante”, criticó.

“Por ahí -dijo- el gobierno es demasiado liberal en su concepción ideológica-económica, y este país no da para ser tan liberal”.

A pesar de todo, manifestó que “si el acuerdo con FMI tiene un visto bueno, y hay acuerdo entre los gobernadores y la Nación, estamos en presencia de un principio de estabilidad. Si esto es un plan, no lo sé, pero podríamos estar en algo parecido”, evaluó.

Weretilneck puntualizó en que hay que mantener el diálogo para consensuar el Presupuesto 2019 para que sea lo menos drástico posible para las provincias. Pero hizo una diferencia entre los institucional y lo político.

“No somos integrantes del gobierno de Cambiemos, por lo tanto no exigimos estar enterados de las medidas que se toman en la Casa Rosada con antelación” dijo en referencia a las críticas que se hacen al gobierno. “Puedo exigir estar enterado en cosas que incumben a mi provincia, pero no a lo que atañe a la alianza Cambiemos”, ratificó.

Salarios
Por último, producto de la pérdida del poder adquisitivo que genera la devaluación, afirmó que “nos ponemos en el lugar de los trabajadores. Hay que entender a la dirigencia gremial en sus exigencias”.

Y adelantó que “el lunes vamos a mejorar la propuesta que hemos hecho y veremos si podemos llegar a un acuerdo. Sino, seguiremos dialogando”, finalizó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.